Julian Assange ha sido acusado por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos de 17 cargos criminales por haber violado la Ley de Espionaje estadounidense en 2010 al publicar en WikiLeaks más de 700.000 documentos militares y diplomáticos y un cargo por haber conspirado con la ex analista de inteligencia del Ejército estadounidense Chelsea Manning para cometer intrusión informática.

La acusación alega que el australiano fue cómplice y conspiró con Manning para obtener ilegalmente documentos clasificados relacionados con la defensa nacional del país con el fin de que la información fuera usada para dañar a Estados Unidos o dar ventaja a una nación extranjera. También señala que Assange alentó a Manning a descifrar una contraseña para acceder a las computadoras del Departamento de Defensa de los EE.UU.

La publicación de estos archivos, señala un jurado federal estadounidense, puso en peligro a algunas fuentes del país, incluyendo periodistas, líderes religiosos, defensores de los derechos humanos y disidentes políticos de regímenes opresivos, que proveían información a las Fuerzas estadounidenses en Irák y Afganistán y a diplomáticos estadounidenses alrededor del mundo.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos ha indicado en un comunicado de prensa:

Las acciones de Assange pusieron en riesgo de un daño serio a los Estados Unidos en beneficio de nuestros adversarios y pusieron a las fuentes humanas no nombradas en riesgo grave e inminente de daño físico grave y/o detención arbitraria.

En total, la fiscalía señala que Manning proporcionó a Assange aproximadamente 90.000 informes de actividades relacionadas con la guerra en Afganistán, 400.000 informes de actividades relacionadas con la guerra en Irak, 800 resúmenes de evaluación de detenidos en la Bahía de Guantánamo y 250.000 cables del Departamento de Estado estadounidense.

De ser hallado culpable, Assange podría enfrentar una pena máxima de 10 años en prisión por cada uno de los 17 cargos relacionados con espionaje y hasta cinco años por el cargo de conspirar para cometer intrusión informática.

Estados Unidos ha solicitado la extradición de Assange a Reino Unido. El australiano fue detenido el pasado mes de abril después de que la Embajada de Ecuador en Londres diera fin a su asilo. Reino Unido lo ha sentenciado a 50 semanas en prisión por infringir los términos de su libertad condicional al asilarse en junio de 2012 en la Embajada ecuatoriana.

Por su parte, Manning se encuentra en prisión indefinida desde marzo por negarse a testificar en el caso WikiLeaks. La ex-analista dejó la cárcel el 17 de mayo de 2017, después de que el gobierno de Barack Obama le conmutara la pena de 35 años a la que fue condenada por colaborar con WikiLeaks y filtrar dichos documentos clasificados.

👇 Más en Hipertextual