Presentados los nuevos Pixel 3a y Pixel 3a XL, se erigen como los nuevos teléfonos 'ganga' en los que se mantiene una calidad más que decente de los Pixel 3 a un precio que, de nuevo, vuelve a llamar la atención. Esto es especialmente cierto si miramos a la potencia fotográfica.

De nuevo, se plantean como alternativa a los terminales 'de segunda' que han presentado los grandes fabricantes e incluso también a los autodenominados flaghship killers, con OnePlus y Xiaomi a la cabeza. Veamos qué tal se comparan con las alternativas propuestas por cada unon de ellos.

Los contrincantes elegidos son el Galaxy S10e de Samsung, el iPhone XR de Apple, el Huawei P30 y Huawei P30 Lite, el OnePlus 6T y el Xiaomi Mi 9.

Pixel 3a y 3a XL frente a la competencia más económica: Huawei P30 Lite, OnePlus 6T y Xiaomi Mi 9

La diferencia fundamental entre los nuevos Pixel 3a y sus modelos de referencia está, por encima de todo, en su agresivo precio. Mantiene su cámara principal, pero recorta aquí y allá a lo largo de, prácticamente, todo el teléfono.

Vemos que el único que estira el chicle en el juego de los precios hasta un rango todavía inferior al que propone Google con sus Pixel 3a y 3a XL –en los 399 y 479 euros– es Huawei con su P30 Lite y sus 349 euros de salida. De cualquier forma, esta propuesta de Huawei es todavía más agresiva en el resto de características.

El acercamiento de OnePlus y Xiaomi es bien distinto, pues lo que estamos comparando aquí son sus teléfonos de gama alta directamente. Se trata de teléfonos con el último Snapdragon de turno, memorias generosas, y lo mejor que sabe hacer cada uno pero siempre bajo la intención de mantener el precio a raya.

En cualquier caso, hay que anotar que OnePlus está a punto de renovar su apuesta pronto, por lo que bien los OnePlus 6T actuales aparecerán progresivamente online más baratos todavía, o bien serán sustituidos por teléfonos más avanzados y , eso sí, –presumimblemente– más caros.

Pixel 3a y 3a XL frente a la competencia más solida: Galaxy S10e, iPhone XR y Huawei P30

Google Pixel 3a XL y Pixel 3a

En caso de que la intención sea mantener la cámara original pero estemos dispuestos a llegar a pagar más si es necesario para mantener la experiencia, podemos comparar con las alternativas del resto de fabricantes más consolidados.

A diferencia del movimiento respecto a los modelos más caros que proponen los fabricantes de referencia de Apple, Samsung y Huawei, en los Pixel 3a nos encontramos con un procesador bastante más contenido. Se mantienen eso sí los justos 4 GB de RAM que Google introducía en sus modelos principales, siendo aun así y de nuevo el terminal con menor cantidad de memoria.

En el caso de Huawei nos encontramos un modelo de "segundo de abordo" parecido, aunque no idéntico. En este caso, se inclinan por proponer una configuración de cámaras algo más reducida al principal, aunque no por mucho. El Huawei P30 conserva una triple cámara muy similar a la que veíamos en el Mate 20 Pro seis meses antes.

La fórmula no es única, y vemos que la aunque cámara se mantenga "la buena" en el iPhone XR, no es doble como en los iPhone XS. Samsung mantiene también las cámaras de referencia, aunque elimina el telefoto, disponible en los modelos de alta gama. Sea como sea, la competencia está servida.

En este grupo se rompe, eso sí, la tendencia de mantener el procesador de referencia, en aras por supuesto de recortar mucho más fuertemente el precio. También los materiales, o la carga inalámbrica, que solo se pierden en la opción de Huawei.