Lo cierto es que cuando se anunció que se estaba desarrollando una secuela de Karate Kid en forma de serie web formulamos expectativas bastante bajas. Sin embargo, Cobra Kai nos sorprendió gratamente, convirtiéndose de inmediato en una de las mejores series del 2018. Luego de emitirse la primera temporada en YouTube Premium comentábamos que Cobra Kari era una secuela muy divertida, interesante, y sobre todo que era mucho más que nostalgia machacona.

La segunda temporada de Cobra Kai fue estrenada en la plataforma de YouTube Premium el pasado 24 de abril y acá hablaremos de ella sin spoilers —claro que, asumiremos que ya has visto la primera, por lo que te recomendamos no seguir leyendo si no es así—.

La segunda entrega de Cobra Kai retoma el momento exacto en el que nos quedamos de la primera, es decir, cuando John Kreese (Martin Kove), el antiguo sensei de Johnny Lawrence (William Zabka), llegaba al dojo Cobra Kai de forma inesperada y amenazadora. El retorno de este personaje da pie a una serie de problemas que se capitalizan al final de la temporada.

La vida de Johnny, de quien finalmente se trata esta serie, sigue teniendo grandes altibajos, así como confrontaciones con su rival de toda la vida: Daniel LaRusso (Ralph Macchio). Este último pondrá aun más el "dedo en la llaga" de Johnny al abrir formalmente el Miyagi-Do, un dojo con una filosofía, como bien sabemos, contraria a la de Cobra Kai.

Los vericuetos de los personajes más jóvenes —los miembros de ambos dojos— se vuelven parte importante de la trama. Repasamos temas como la amistad, la rivalidad, la superación personal, el bullying y muchos otros, de esos que podríamos llamar "actuales" pero también de esos que nunca pasan de moda. Aunque Miguel (Xolo Maridueña), personaje clave de la primera entrega, se diluye bastante en gran parte de la nueva temporada, esto mismo da pie para conocer más de cerca a otros, como Samantha LaRusso (Mary Mouser), hija de Daniel, así como Hawk (Jacob Bertrand), el destacado —y despiadado— alumno del Cobra Kai dojo.

Altas y bajas de un título entrañable

Un título como Cobra Kai tenía muy pocas oportunidades de resultar bien. Y es que la explotación de la nostalgia se ha vuelto un recurso recurrente a niveles ya cansinos. Pero este show Original de YouTube esquivó el fracaso, más que nada porque no cayó en la seducción que la franquicia genera. Los creadores del título han confeccionado una serie con valor por sí misma aunque se haya desprendido de la cinta Karate Kid de 1984, dirigida por John G. Avildsen, y la franquicia que se construyó a partir de ella con resultados menos exitosos... hasta que llegó Cobra Kai.

Y no es que Cobra Kai no eche mano de la nostalgia, sino que la usa a su favor; pero además tiene mucho que contarnos. Simplemente el hecho de que Johnny sea el protagonista pone en perspectiva una historia jamás contada de un relato más que conocido. Por otro lado, el personaje de Johnny se ha construido de forma entrañable, presentándonos sus altas y sus bajas, sus conflictos de carne y hueso; es decir, no es el malo malísimo de la historia, pero tampoco la víctima. A fin de cuentas se trata solo de un chico que creció con los valores equivocados y que más tarde se dio de frente con eso llamado "vida adulta", o para resumir, con la vida, con la implacable vida.

Por otro lado, la brecha generacional que existe entre la primera cinta y este título es aprovechada al máximo. Y no solo hablamos de las diferencias tecnológicas entre los años ochenta y la época actual, sino de los discursos sociales, la construcción de relaciones y muchos detalles más con los que Johnny tropieza una y otra vez. Esto, además de divertido, es usado a favor de la historia a lo largo de los episodios. Por eso vemos a Johnny interpretando el internet, las citas en la era digital y muchas otras cosas que, aunque pueden sonar a lugares comunes, resultan bastantes divertidos.

Las viejas y nuevas rivalidades

Lo mejor de Cobra Kai es, como decíamos, que no se queda solo con el recurso de la nostalgia, pero tampoco lo rechaza. Lo mejor del caso es que saca provecho de la rivalidad de siempre entre Daniel y Johnny, pero también pone sobre la mesa —y contra todo pronóstico— los puntos de encuentro entre los dos personajes aparentemente antagónicos. Ambos se tropiezan una y otra vez con el otro, resumiendo lo que nos sucede a muchos en la vida: que algunos tenemos a un Dany LaRusso que nos recuerda lo perdedores que somos, y otros a un Johnny Lawrence que se convierte en una piedra en el zapato que no nos podemos sacar de encima.

En la segunda temporada se juega mucho con el tema de la rivalidad, sobre todo porque el Miyagi-Do abre oficialmente. Así, veremos a uno y a otro dojo estar en ventaja sobre el otro en diferentes momentos, así como rivalidades dolorosas entre los miembros de los mismos. Es cierto que se exagera un tanto en este sentido, sin embargo, logran recrear las dinámicas de esas relaciones amistosas y románticas que existen en la adolescencia y que parece durarán toda la vida, pero que terminan siendo un fracaso rotundo. La rivalidad tiene tanta relevancia en la segunda entrega que llega a niveles en los que se les saldrá de las manos a Johnny y Daniel. Hacia el último episodio encontraremos la cúspide de este pleito, tal como lo requiere una serie de karate. Eso sí, con un final que nos deja en un cliffhanger bastante dramático pero válido y verosímil.

Si algo se le puede reprochar a Cobra Kai es que estira por varios episodios la trama principal y que en otros casos se vuelve predecible. Crea conflictos un tanto forzados y situaciones que por sus características requerirían más tiempo del que se plantea en la trama. A pesar de lo anterior sale muy bien librada y los aciertos serán mucho más memorables que los tropiezos.

En conclusión podemos decir que la segunda temporada de Cobra Kai logra conservar la magia que esta serie ha construido contra todo pronóstico. Secuencias divertidas, muchas peleas y, sí, mucha nostalgia pero creando sus propios arcos. Por último, es destacado el gran homenaje que se le hace al entrañable maestro Miyagi (Pat Morita), sin duda un personaje inolvidable de la cultura popular.

Ambas temporadas de Cobra Kai se encuentran disponibles en YouTube Premium.