Boeing confirmó que ha completado la actualización de software para los 737-MAX, que corrige el fallo en el Sistema de Aumento de Características de Maniobra (MCAS). Este sistema ha sido señalado como la causa de los accidentes de Ethiopian Airlines, en marzo, y Lion Air, ocurrido en Indonesia en octubre de 2018.

De acuerdo con un comunicado de prensa, Boeing ha volado el 737 MAX con el software MCAS actualizado durante más de 360 horas en 207 vuelos. La empresa está proporcionando información adicional a la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) respecto a cómo interactúan los pilotos con los controles y pantallas de los aviones en distintos escenarios de vuelo.

El siguiente paso para Boeing será agendar un vuelo de prueba para la certificación final de la FAA. La empresa se muestra confiada en que la actualización de software al sistema MCAS convertirá a los 737 MAX en "uno de los aviones más seguros que jamás haya volado".

Boeing también dice que ha desarrollado materiales educativos y de entrenamiento que están siendo revisados por la FAA. Este punto es importante ya que en su momento fue reportado que la documentación del MCAS no estaba incluida en el manual de vuelo, por lo que fue imposible desactivarlo por los pilotos de Lion Air.

Actualmente los aviones Boeng 737-MAX se encuentran en tierra y necesitan una certificación y ajustes necesarios para poder volar nuevamente. A la actualización de software se le suma la instalación de sensores adicionales en las aeronaves con el fin de que el piloto pueda tener el control completo del avión.

¿Por qué se accidentaron los Boeing 737 MAX?

Boeing ha corregido un fallo en el Sistema de Aumento de Características de Maniobra — MCAS, por sus siglas en inglés — encargado de evitar la entrada en pérdida de una aeronave. El MCAS ha sido señalado como la causa principal de los dos accidentes en los que perdieron la vida cientos de personas.

El MCAS es un sistema automatizado que utiliza un estabilizador horizontal que ajusta el ángulo de la nariz. Si el sistema detecta que el ángulo es mayor cuando el avión asciende, el MCAS entra en acción para evitar la entrada en pérdida.

The New York Times

En los dos accidentes el MCAS registró una lectura errónea del ángulo, lo que provocó que los dos aviones se fueran a pique. Ambos accidentes pudieron evitarse si Boeing no hubiera ofrecido como "opcionales" — y en consecuencia, a un costo adicional — dos mecanismos de seguridad que debieron haberse instalado en los aviones.

Un indicador de ángulo de ataque y una luz de desacuerdo que se activa cuando la medición de sensores no coinciden, hubieran evitado el accidente de Ethipian Airlines y Lion Airlines.

Ahora, como parte del problema de certificación, sumados a la actualización de software y la documentación requerida, Boeing instalará las luces de desacuerdo en todas sus aeronaves.

👇 Más en Hipertextual