El Google I/O se presenta como la conferencia estrella a desarrolladores del gigante de internet, el momento en el que se traen al frente todas las novedades finales que suele contar su sistema operativo estrella: Android. Ahora Google hace coincidir el lanzamiento de la Beta 3, presentando una nueva battería de características.

Android Q, que llegará finalmente como Android 10, está previsto que aterrice oficialmente hacia el otoño, donde se espera que Google renueve sus teléfonos de gama más alta. De momento, la beta de Android Q puede ser instalada mucho más allá de los Pixel, y ya está disponible para unos cuantos dispositivos de distintas marcas.

Tema oscuro: Dark Theme

Ha sido una de las novedades más esperadas en prácticamente todos los servicios y sistemas operativos, tanto móviles como de escritorio. Finalmente está disponible en todos ellos, de Windows a macOS. En esta beta llega con el nombre de tema oscuro, y se puede activar a través de los propios ajustes rápidos.

No se trata de un ajuste más que se presente simplemente en algunos menús y aplicaciones integradas como la del teléfono. Pretende ser un tag más con el que avisar a las aplicaciones de cuándo deben mostrarse con una iluminación más moderada. Y como sabemos, esto ayuda a alargar la batería en algunos dispositivos.

Soporte a los plegables

Con un aterrizaje algo forzado, los foldables están llamados a ser el próximo giro en los dispositivos móviles. Si llegan a serlo o si finalmente se quedan en el intento está por ver, pero Android Q añade soporte a este formato de forma oficial, permitiendo funcionar tres aplicaciones de forma simultánea y transicionar de una pantalla a otra de una forma relativamente fluida.

Focus Mode

Hasta ahora teníamos algunas características para intentar centrarnos, mantener la concentración sin distracciones en nuestro teléfono. Se trataba del modo No Molestar, que activado impide a las aplicaciones notificarnos, e incluso el Modo Avión para cuando queremos ir un paso más allá y que no entre literalmente nada.

Ahora Google suma al carro Focus Mode, una nueva opción para echar a las tinieblas únicamente a aquellas características que no nos interesen al estar centrados en algo. De esta forma, no perdemos el acceso a todo, sino únicamente a lo prescindible.

Project Mainline

Google lleva un buen puñado de generaciones tras la rotura de la dichosa fragmentación de versiones, que le hace casi imposible actualizar sus dispositivos a una velocidad relativamente decente. Y eso es cada vez un problema mayor, cuando Google confirma que tiene 2.500 millones de dispositivos activados, con una buena porción de ellos en versiones antiguas.

Eso es algo que seguirá sucediendo en mayor o menor medida, y se vuelve un problema de seguridad para los dispositivos en versiones antiguas. Por ello, Google trae Project Mainline: actualizaciones de seguridad a través del propio Play Store.

De esta forma, evitamos el circuito en ocasiones irrealizable que pasa obligatoriamente por los fabricantes o las operadoras mismas. Llegará, eso sí, únicamente para dispositivos con Android Q o superior.

Live Caption

Una de las capacidades más impresionantes de la 'IA' es que realiza tareas que pueden suplantar a habilidades completas que requeriría demasiado tiempo aprender. Como un idioma. Está muy bien saber inglés y tener acceso a la inmensa mayoría del contenido de internet.

Ahora, en Android Q, podremos subtitular cualquier cualquier audio o vídeo que se esté reproduciendo en el móvil en tiempo real. Incluso sirve para subtitular audios propios.

Esto tiene dos aplicaciones fundamentales con implicaciones tremendas. La primera es obviamente que permite a gente con discapacidades auditivas estar mucho más conectados al mundo y a su ritmo. La segunda, que permite a todos disfrutar de contenido sin necesidad de activar el volumen.

Bienestar digital mejorado

Para contener el tiempo que pasamos frente a nuestro smartphone de alguna forma, tanto Apple como Google implementaron herramientas de "bienestar digital", que controlen cuánto tiempo invertimos y haciendo qué.

Ahora Google amplía esta función, estableciendo límites de uso concretos por aplicación y controles parentales que permiten ver qué aplicaciones están instalando los más pequeños, con horarios e incluso estableciendo horas a las que irse a dormir.

Curiosamente, este sistema no es completamente rígido, sino que se puede pedir tiempo extra, al que se puede acceder una vez se haya dado el visto bueno. Y no antes.

Y más

Hay otros muchos ajustes disponibles en la última beta de Android:

  • Seguridad y privacidad: los nuevos ajustes de privacidad permiten decidir cuándo tienen accesso las aplicaciones a nuestra ubicación, y muestran cuando se está accediendo a ella.
  • Aprendizaje en el dispositivo: con notificaciones contextuales en función de nuestro uso del mismo