La historia es conocida: Elon Musk reveló en Twitter, en septiembre de 2018, que Tesla volvería a comprar todas las acciones circulantes y haría la empresa privada nuevamente. Aquella broma le costó una demanda de la SEC (Securities and Exchange Comission, la entidad reguladora de los mercados financieros en Estados Unidos), aunque fue solucionada por medio de avenencia que significó un pago de 20 millones por parte de la compañía y otros 20 por parte del CEO –además de un pacto de silencio en ciertos tema

En abril de 2019, después de que la SEC considerara que Musk estaba desacatando la orden pactada meses atrás, se delineó una serie de guías sobre las cuales el CEO de Tesla no puede publicar en Twitter y otras redes sociales.

Ahora, Musk debe obtener aprobación para publicar sobre ciertos temas, todos en relación al estado financiero de la compañía y proyecciones futuras sobre ventas o ganancias.

Estas son las nueve cosas que Elon Musk tiene prohibido tuitear:

  1. El estado financiero de Tesla, resultados, incluyendo ganancias o la orientación de ganancias para futuros trimestres.
  2. Fusiones potenciales o propuestas, compras, disposiciones, ofertas o empresas conjuntas.
  3. Números de producción, ventas o entregas, sean reales, previstos o proyectados, que no hayan sido previamente publicados por medio de comunicación preaprobada en forma escrita por la compañía.
  4. Líneas de negocio nuevas o propuestas no relacionadas con operaciones actuales.
  5. Proyecciones, cálculos o estimaciones en relación al negocio de Tesla que no haya sido previamente divulgado en la orientación financiera.
  6. Eventos relacionados con valores financieros, incluyendo compras hechas personalmente por Musk, facilidades de crédito o acuerdos de préstamos financieros.
  7. Decisiones o presentaciones legales o regulatorias que no sean públicas.
  8. Cualquier situación o evento que requiera llenar un documento 8-K por la compañía. Este tipo de documentos se llena cuando hay un hecho relevante que no encaja en categorías específicas.
  9. La junta directiva de Tesla puede determinar, previa votación y unanimidad, otros temas de los cuales Elon Musk no debería publicar en Twitter sin aprobación.

👇 Más en Hipertextual