– Abr 25, 2019, 13:21 (CET)

Los patinetes de Flash apuestan fuerte: fichan a una ex-Deliveroo y compran Koko

La que fuese directora general de Deliveroo, Diana Morato, ahora está encargada del desarrollo de negocio en la compañía de patinetes, la cual se ha hecho con Koko. Controlan, ahora, 2.296 patinetes en Madrid.

Ya estaban presentes desde el 12 de abril, fecha límite que imponía la regulación de Carmena para que todas las empresas con concesión de patinetes estrenasen, al menos, el 80% de su flota. Pero hoy, ha sido su presentación en sociedad.

Flash, una de la enseñas de patinetes que más permisos ha logrado por parte del Ayuntamiento, viene con dos sorpresas bajo el brazo. La primera de ellas es su directora de negocio en España: Diana Morato, la que fuese encargada de traer Deliveroo al país.

La segunda, es una adquisición para hacerse más grandes. Flash, en un primer reparto de licencias, logró hacerse con 1.315 de las 10.000 repartidas por el Ayuntamiento. Si bien es cierto que es una de las más afortunadas en el reparto, cuestión que Diana Morato recalca en su presentación, Flash se ha buscado la vida en el sector. Ya se sabía de su cooperación con Koko, la enseña nativa de Zaragoza, para lograr más cuota de mercado en Madrid. La realidad es que detrás de este acuerdo, que podría parecer similar al de Movo –propiedad de Cabify– y SJV se ha cerrado una compra de la compañía; una de las pocas opciones que permitía el Ayuntamiento para la integración de licencias. Por un importe que no quieren hacer público, Flash controla desde ahora el negocio de Koko en Zaragoza y en Madrid. Total: 2.296 patinetes repartidos por toda la ciudad, lo que les hace ser los líderes indiscutibles del patinete en Madrid.

En cuanto a la regulación del Ayuntamiento, muy criticada por algunos, Morato explica que entiende "la necesidad de crear una normativa; de pronto, el Ayuntamiento se encontró con una situación complicada que tenía que solucionar cuanto antes". El objetivo, a partir de ahora, es trabajar junto a ellos y, añaden, evitar que "los Ayuntamientos tengan miedo a la convivencia y que se les llene la ciudad de patinetes sin control".

Flash, origen delivery

Fundada por Lukasz Gadowski, Tim Rucquoi-Berger y Carlos Bhola, la tecnológica cuenta con sede de operaciones en Berlín, pero sede fiscal en Luxemburgo. No era la primera participación del equipo en el sector del emprendimiento: Gadowski fue uno de los fundadores de Delivery Hero. Esta empresa de reparto de comida alemana fue vendida –al menos su negocio en Alemania–, el pasado 2018, al gigante Takeaway por 930 millones de euros.

Poco después, y aún manteniéndose en la junta de la compañía, Gadowski fundó –en agosto de 2018– la compañía de patinetes. Justa en mitad del boom europeo en esta materia. En cualquier caso, no era la primera vez que el emprendedor tenía relación con el sector de la movilidad. Desde principios de 2008, Gadowski ostenta una compañía holding centrada en asuntos de movilidad. Esta empresa, de hecho, es el germen de Flash y Delivery Hero; junto a ellas, Miles y Velocopter.

Operando en Suiza, Portugal, Francia y Bélgica, Flash se ha posicionado como un competidor silencioso en el sector de los patinetes. Con una reciente ronda de financiación de 55 millones de euros –una de las más cuantiosas a nivel europeo– cuenta con Target Global, Idinvest y Signals como sus inversores de cabecera.

La nueva tarea de Morato

Diana Morato no es desconocida para el sector tecnológico en España. La directiva estuvo al frente de Deliveroo desde 2015, hasta marzo de este mismo año. En sus manos quedó la misión de afrontar el desembarco de la plataforma de reparto de comida en Madrid y su expansión por el territorio. "Cuando decidí montar Deliveroo en España era un momento de grave crisis económica y de paro, queríamos crear empleo y cambiar el cómo la gente se alimenta", analiza Morato en declaraciones para Hipertextual.

Morato, que venía de estar al frente del equipo de Zipcar en España, y pronto tuvo que lidiar con la entrada de Uber Eats y Glovo. Una dura competencia que, al poco tiempo, quedaron a un lado por una serie de problemas inherentes al sector de los conocidos como riders: la primera huelga del sector, cuatro actas judiciales que consideraban a los repartidores como falsos autónomos y sanciones por parte de la Inspección de Trabajo. Casi tres años complicados que, según adelantaba LaInformación, terminaban con la marcha voluntaria –según apuntaban las fuentes internas de la empresa– de Diana Morato. La ausencia de un nuevo General Manager hacía pensar sobre un cambio de aires por parte de la directiva. Esta, además, se haría cargo del negocio hasta el nombramiento del nuevo encargado. El 13 de febrero, Gustavo García Brusilovsky tomaba posesión del cargo.

El comunicado oficial de Deliveroo apuntaba a que la General Manager se marchaba por nuevos retos. Poco más de un mes después, Diana Morato ya tiene nuevo reto de la mano de la compañía de patinetes Flash. "Cada cuatro años necesito un cambio y se había cumplido un ciclo para mi, necesitaba un sector nuevo", explica Morato, "además era una gran oportunidad participar en la modificación de la movilidad en España".

¿Dónde nace la relación de Morato y Flash? El LinkedIn de Morato apunta a su puesto como co-fundadora y Managing Director de Flash en España. Apuntando a un pasado más cercano, la realidad es que Morato ya se cruzó, en su época de Deliveroo, de alguna manera con el equipo fundador de Flash. Lukasz Gadowski como uno de los fundadores de Delivery Hero era competidora directa de Deliveroo en el país. Ahora, los dos competidores del sector delivery juegan juntos en él, también polémico, sector de la movilidad en las ciudades.