Estos son los peores desenlaces de series de las últimas décadas

Ha sido una decisión muy difícil, pero aquí os dejamos los 8 peores finales de series de éxito de las últimas décadas.

Por – Abr 20, 2019 - 12:30 (CET)

El tiempo de ocio es una parte fundamental del ser humano y cada uno de nosotros, dependiendo de nuestros gustos, lo gastamos en diversas opciones. Somos muchos los que dedicamos este pequeño espacio diario en ver cultura audiovisual en forma de series. Por lo tanto, la cantidad de series que hemos visto nos han dejado con mejores o peores finales.

Si bien es cierto que hay series que tiene finales buenísimos, hay otro tipos de finales de series en los que te preguntas por qué has perdido tanto tiempo de ese apreciado ocio. A continuación os traemos una lista de los que consideramos los peores finales de la historia de las series de estas últimas décadas. Cabe decir que este artículo está plagado de  SPOILERS, una vez aclarado, vamos a ello.

Los serrano

Es considerada la serie familiar española por excelencia, obviando Médico de Familia y Farmacia de Guardia. Con una duración de 8 temporadas y 5 años en antena, la familia Serrano y la Capdevila nos regalan varias entregas de pura dramedia.  Al comienzo de la serie, Diego Serrano (Antonio Resines) y Lucía Gómez (Belén Rueda) comienzan una relación amorosa en la que se forma una simbiosis de las dos familias, con los tres hijos de Diego (Guille, Marcos y Curro) y las dos hijas de Lucía (Teté y Eva).

Durante las ocho temporadas de idas y venidas de la familia, el espectador necesita más de los Serrano, pero la trama no da para más y los guionistas (o la propia cadena) decide resolver el fatídico final de forma torpe e inconclusa. En el desenlace se producen una serie de acontecimientos que se saltan el argumento de todas las tramas y hace saltar al espectador de su sofá, aunque no precisamente de forma satisfactoria.

Finalmente, Diego Serrano está en un estado catatónico en el que todo le supera, tras la muerte de Lucía; por entonces su mujer, el ingreso de su hijo pequeño en un reformatorio tras un accidente de coche y la huida de su hijo Guille con Teté. El patriarca de la familia decide suicidarse, no sin antes implorar a su difunta mujer, que lo ayude. Tras la 'caída', Diego despierta en su cama... es el día de su boda y todo ha sido un sueño, con 'todo' nos queremos referir a la serie completa. ¿Qué quiere decir esto? que las ocho temporadas de Los Serrano han sido una mentira y todo lo que ha ocurrido desde la boda de Diego y Lucía no ha pasado. Vamos, un 'jump the shark' en toda regla.

Cómo conocí a vuestra madre

De título original 'How I met your mother', esta serie nacía allá por 2005 con la promesa de ser la nueva 'Friends' en el panorama sitcom estadounidense. Tras 9 temporadas y 208 episodios, concluye en 2013 con la esperada aparición de la mujer del protagonista.

Ted Mosby (Josh Radnor) es un joven arquitecto que nunca está contento con su vida, pase lo que pase. Convive en una rutina muy poco habitual con sus amigos Lily (Alyson Hannigan), Marshall (Jason Segel), Robin (Cobie Smulders) y el seductor Barney (Neil Patrick Harris), quienes tienen subtramas probablemente más interesantes que la de Ted y su búsqueda constante del amor. El argumento principal de la serie es torpedeado por estas subtramas, ya que en la mayoría de capítulos, Ted queda en un segundo plano; obviando que sea el protagonista y pasando a ser una serie coral.

El final de Cómo conocí a vuestra madre ha protagonizado tantas controversias (o más) que otros de los finales que analizaremos más adelante. Tras nueve temporadas, varios desengaños amorosos de Ted Mosby, bodas, separaciones, risas y llantos... Nuestro arquitecto favorito encuentra el amor con Tracy (Cristin Milioti), con quien tendrá dos hijos y de quien tendrá que despedirse pasados unos pocos capítulos, ya que fallece tras una enfermedad.

Realmente toda la serie es la excusa perfecta de Ted para contar la historia de cómo conoció a la madre de sus hijos, pero por encima de todas las cosas, es la excusa para contar cómo lleva toda la vida enamorado de su amiga Robin. Para no otorgar un sabor agridulce al espectador, Ted y Robin vuelven a estar juntos, pasando por encima de la obvia excusa de pasar nueve temporadas con la incógnita de la mujer de Ted; teniendo muy en cuenta que al final de la serie, es lo que menos importa.

the sopranos

Los Soprano

Volviendo atrás en el tiempo, a la época del género noir y policíaco, de gángsters y violentas venganzas... en 1999 se estrena esta aclamada serie con precedentes tan importantes como The Wire. Los Soprano es un drama policíaco con pequeños tintes de humor negro que a nadie deja indiferente incluso ahora. Tras 6 temporadas y 86 capítulos, Tony Soprano (James Gandolfini) nos muestra el lado más bruto de un gángster italoamericano y sus andanzas, pero también su lado más amable y carismático.

Tony y su familia mafiosa conducen su vida hacia un vacío, aunque a ellos les guste ser como son y cómo hacen sentir a los que no pertenecen a su clan. Sin embargo, Tony es un mafioso con corazón, y sabe que tiene dos familias que mantener, siempre y cuando se mantenga su estatus de poder dentro de ambas partes. A lo largo de las seis temporadas, Mr. Soprano realmente consigue hacerle la vida imposible a la mayoría de su entorno, aunque siempre con un motivo.

Es por esto que el final de Los Soprano tuvo tanta controversia, ya que, todo termina cuando Tony, su mujer Carmela (Edie Falco) y sus hijos Meadow (Jamie Lynn-Sigler) y Anthony (Robert Iler) se disponen a cenar en un restaurante. Mientras suena Don't stop believin, los componentes de la familia sanguínea de Tony van entrando y se sientan a la mesa, pero hay alguien que los observa desde la barra. Meadow llega tarde y de repente, cuando está a punto de entrar por la puerta... la imagen se desvanece y el color negro invade la pantalla. Y es el fin.

Existen varias teorías sobre el final de Los Soprano, unas dicen que Tony muere al final y otras, que sigue siendo el capo más destacado de Nueva Jersey. En nuestra opinión, el final de la serie queda tan en el aire que de alguna forma, hace sentir al espectador que ha sido engañado tras los años que nos han regalado Los Soprano. Es posible que esta opinión sobre el final de la serie sea la que más choque por la disparidad de opiniones entre los seguidores.

girls
'Girls' 6x05 - HBO

Girls

Esta serie estadounidense nace con Lena Dunham y su intención de contar la vida de Hannah, una joven escritora que pretende vivir de lo que escribe, todo ello escribiendo más bien poco. Hannah tiene un entorno que se conforma por sus amigas y el chico con el que se acuesta. El reparto se compone de Marnie (Allison Williams), Shoshanna (Zosia Mamet) y Jessa (Jemima Kirke), además del tosco Adam (Adam Driver), el amante ocasional de Hannah.

Después de cinco años en antena en HBO, muchos dramas y situaciones ridículas, Hannah se queda embarazada de un surfista que poco importa en la trama y en el penúltimo capítulo, todas las amigas coinciden en la fiesta de compromiso de Shoshanna.

Y ojalá hubiera terminado aquí la serie, ya que todas las tramas principales se  cierran y cada una hará su vida de forma independiente. Sin embargo, todos los buenos años que nos ha otorgado Girls concluyen con cada una de sus intérpretes separadas por el destino y Hannah no consigue su meta intrínseca de cada uno de los capítulos.

series que debieron terminar

Dexter

Erase una vez un asesino de asesinos que pertenece al Departamento de Policía de Miami, evaluando manchas de sangre tras cada crimen que sucede en su jurisdicción. Casualmente, una de las compañeras de trabajo de Dexter resulta ser su hermana Debra (Jennifer Carpenter), que pasará su vida entre mentiras junto a Rita (Julie Benz), la compañera sentimental de Dexter.

Tras 8 temporadas en las que Dexter muestra lo peor de sí –aunque también lo mejor– asesinando a sangre fría a los criminales de Miami; todo ello siguiendo las instrucciones que su padre le dio previamente durante años; el final de la serie deja bastante que desear para los espectadores.

Posteriormente al descubrimiento de Debs sobre la identidad verdaderamente psicópata de su hermano en la penúltima temporada, ésta debe ser operada por haber recibido un disparo en el estómago. Existen pocas posibilidades de que Debra salga impune de la intervención, por lo que Dexter desconecta el aparato que mantiene a su hermana con vida y arroja el cuerpo de Debs sin vida al mar; en el punto exacto donde arrojaba lo cadáveres de asesinos asesinados, valga la redundancia.

Dexter abandona el puerto y es encontrado por la guardia costera de otra ciudad, para terminar, nuestro protagonista adopta la nueva identidad de un leñador en un lugar desconocido. Este es un perfecto ejemplo de final de serie triste, poco trabajado y ruin; ya que todo lo que ha ocurrido durante las ocho temporadas de Dexter, ha sido en vano y el psicópata se sale con la suya. Predomina el sabor agridulce de la conclusión final, que en nuestra opinión, carece de sentido y se encuentra incompleta.

Dos Hombres y medio

Esta sitcom estadounidense protagonizada por el 'caradura' Charlie Harper (Charlie Sheen), su hermano Alan (Jon Cryer) y su sobrino, Jake (Angus T. Jones) tiene un número de temporadas que asciende a 12, con 262 capítulos a sus espaldas. La premisa de la serie es la de la alocada convivencia de Charlie, Alan y Jake, donde reina el humor negro y la discrepancia entre ambos hermanos por disparidad de caracteres.

En general, Dos hombres y medio es una comedia de situación que aprueba notablemente los cánones de este género, no obstante, la serie cae en picado cuando Charlie Sheen es despedido de la misma por la CBS tras insultar Chuck Lorre (creador de la serie). No solo Sheen fue despedido, sino que la serie quedó cancelada, y con ello, los espectadores quedaron profundamente decepcionados. Posteriormente se incorpora Ashton Kutcher al reparto para suplir el despido de Sheen y Jake (Jones) deja la serie por desavenencias religiosas.

Charlie es arrollado por un vagón de metro, dejando atrás nueve temporadas memorables y posteriormente aparece el millonario Walden (Ashton Kutcher), que terminará viviendo en la casa con Alan. El decepcionante final se desencadena tras la adopción de un niño por parte de Alan y Walden, viviendo sus vidas juntos con sus respectivas parejas; además de la noticia de que Charlie sigue vivo. La ineficacia de este final resulta extrema si pensamos en la línea argumental de toda la serie y el último 'jump the shark' que se nos ofrece, de la mano del 'no muerto': Charlie Sheen.

Lost

Una de las series más influyentes del siglo XXI sin duda es Lost, tras seis temporadas y 121 capítulos llenos de misterio, dramedia y ciencia ficción cuyo culmen no hace justicia a la serie al completo. La historia trata del accidente que sufre un avión de pasajeros y llegan a una isla aparentemente desierta.

En su comienzo contaba con un gran número de intérpretes en su haber, como sucede en la mayoría de las mejores series de los últimos tiempos. Esto va cambiando conforme pasan los capítulos, ya que la magia que se oculta en aquella remota isla, y todo lo que ello conlleva, acaba con algunos de nuestros personajes favoritos. Los flashbacks eran algo recurrente, por lo que además de la vida en la isla, también podíamos saber de su anterior yo.

La serie empieza con Jack abriendo los ojos y termina con él mismo cerrándolos, acabando así de la forma menos satisfactoria posible. Esto sucede tras ver como su cuerpo yace agonizante en el suelo de la isla después de unas imágenes nada concluyentes para el espectador, pues podemos ver a todos los personajes reuniéndose en lo que parece ser una iglesia. Las preguntas que habíamos tenido durante tantos años se dejan sin resolver y las dudas que nos surgen tras el final se quedan sin resolver: ¿ha sido un sueño?, ¿qué es ese avión que se ve?, ¿estaban todos muertos desde el principio?, ¡¿cómo han podido terminar así?!

Gossip Girl

¿Quién no conoce a un vecino, amigo o familiar cotilla? Ésta serie tiene como protagonista uno de los mayores vicios del ser humano, aunque de una forma un poco más perversa. Cuenta la historia de la reina cotilla, valga la redundancia; ese ser que le está amargando la vida a los jóvenes habitantes de Upper East Side.

El desastre y los malos rollos son el pan de cada día para Serena, Blair, Chuck, Nate y el aburrido Dan Humphrey. Las altas esferas que sobrevuelan este mítico y adinerado barrio le harán la vida imposible a este último. Tras 6 temporadas cargadas de misterio sobre la identidad de la reina cotilla, sus 121 capítulos concluyen con la resolución de esta trama principal desvelando nombre y apellidos de la Reina del Upper East Side.

And the winner is...Dan Humphrey! Vaya, qué sorpresa. El único que por hechos, pruebas y circunstancias no podría ser el misterioso personaje, es quien es descubierto como la reina cotilla. El único punto a favor que podemos objetar ante Gossip Girl es que al menos han prometido lo que cumplía, desvelarnos la verdadera identidad de Dan. El resto de puntos que ha podido sumar esta serie con sus seis años en antena, son burdos, zafios y que alimentan la idea general de que este final es insulso y absurdo para todos los espectadores.

Hay una cantidad de series que han tenido un final cuanto menos insatisfactorio, ya que es muy difícil que los seguidores acérrimos queden contentos sea el final que sea. Creaciones como Once Upon a Time, Pretty Little Liars o Smalville también han tenido un final un poco insípido o poco creíble pero hemos considerado más importante contaros el final (y el motivo de nuestra opinión) de estas 8 series. 

En resumen, las series forman parte de nuestra vida y de nuestro tiempo de ocio. Si bien es cierto que la molestia de llevar años viendo una serie y que luego acabe mal no es plato de buen gusto, ningún creador podrá dar un final que guste a todos.