Tras dos meses, más de 1.000 patinetes incumplen la normativa de Carmena

Koko, Scoot, Conga, Alma, Motit4u y Mobike son las compañías de patinetes que, habiendo cumplido la fecha de vencimiento de puesta en marcha de los patinetes en Madrid, siguen teniendo problemas.

Por – Abr 16, 2019 - 12:32 (CET)

Actualización (17/04 – 15:00h): el artículo ha sido actualizado con la aclaración de Conga.

El pasado viernes, 12 de abril, vencía el tiempo dispuesto por el Ayuntamiento de Madrid para poner en marcha las flotas de patinetes en la capital. Daban dos meses, desde febrero, para que las 18 compañías –21 con la segunda ampliación después de la revisión de permisos– pusiesen en marcha sus negocios. De forma sorpresiva, muchas de las que recibieron el permiso nunca antes habían tenido reflejo en la ciudad: ¿cómo desarrollar todo un negocio para la capital en tiempo récord?

El caso de Uber Jump, por ejemplo, división de patinetes de la tecnológica norteamericana elegía Madrid como su primera ciudad de operaciones. Fuentes cercanas a la compañía explicaban que, ante el reparto de licencias por parte de Carmena, debían entrar de forma rápida en la ciudad. Sin embargo, el brazo económico de Uber, en conjunto con sus otras operaciones de movilidad bajo el paraguas de su app, tenía el potencial de aguantar el reto. Movo –propiedad de Cabify–, en un giro inesperado de los hechos ponía en circulación sus 125 patinetes más los 1.315 de SJV Consulting.

En último momento, la tecnológica cerraba una ronda de financiación de 22 millones y anunciaba que, vía agregación, se hacía con el mayor número de patinetes disponibles en la ciudad. El movimiento ha sido definido por algunos como estratégico; otros aún lo tienen en cuarentena: "Con SJV que se podría debatir si cumplen o no la normativa respecto al acuerdo, y (asumiendo como válido el acuerdo con Cabify) también habría que ver si son legales porque no cumplen el 80% del despliegue que les tocaba".

Sea como fuere, de las 8.610 licencias de patinetes entregadas en primera ronda (de las 10.000 finales) solo se han puesto en marcha unas 6.048 al cumplimiento de la fecha límite. Y ya lo avisaba el área de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, liderada por Inés Sabanés: las diferentes compañías tendrían dos meses (máximo) para poner en marcha sus negocios, de lo contrario habría sanciones. Entre las opciones, la retirada de los permisos concedidos en primera ronda con la opción de que estos se deriven a otras empresas ya operando. Hipertextual se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento, pero de momento no hay prevista ninguna sanción al respecto de estas compañías.

Los desaparecidos en combate

De las 18 compañías iniciales hay 6 que, habiendo pasado más de una semana del cumplimiento del plazo, ya están poniendo en riesgo su actividad. Scoot y Alma, de momento, no tienen ningún modelo circulando o en operaciones en Madrid. Encontrar sus aplicaciones en las diferentes app stores es, de hecho, prácticamente imposible. Juntas controlan 458 vehículos en prácticamente todos los barrios de la ciudad.

Curiosos los casos de Koko y Conga. La primera de ellas, con un despliegue original en Zaragoza, habría estado demostrando problemas económicos desde hace algunos meses. 981 vehículos le correspondían a la tecnológica de Zaragoza en Madrid. Si bien es cierto que entrar en su aplicación es imposible, fuentes conocedoras del despliegue actual sitúan solo tres patinetes físicos en las calles de la capital, pero no dentro de su aplicación. Y esto tiene una explicación: Koko trabaja junto a Flash en Madrid. Casi 800 patinetes propiedad de la compañía operan a través del modelo de cesión –similar al de Cabify y SJV– junto a la otra tecnológica. Aún así, desde la compañía explican que "esperan tener novedades después de Semana Santa y lanzar a través de su propia plataforma".

El caso de Conga, que logró una concesión de 403 patinetes en el reparto inicial, cuenta con 195 vehículos activos en la zona de Torrejón, pero ninguno en Madrid capital. Es decir, dentro de la jurisprudencia de Carmena. Fuentes cercanas argumentaban que, de hecho, Conga habría colocado 10 patinetes (ahora desaparecidos) en la ciudad y activó unos 190 en la nave de carga para que sumaran de cara a las cuentas del Ayuntamiento. Desde Conga explican que "están desplegando de una forma poco ortodoxa" debido a una serie de problemas con los sistemas de bloqueo de los patinetes, "al igual que el resto de compañías". Argumentan que la razón de que no aparezcan los patinetes en el despliegue de Madrid es porque "están desplegando por la tarde y durante un periodo corto de tiempo mientras realizamos pruebas por las mañanas". En cuanto a los 195 patinetes de la imagen explican que son los " 195 patinetes en modo disponible en la nave, es decir, que estamos haciendo pruebas. Los otros 190 que no salen ya que están en modo recogido por charger (tenemos una flota actualmente de 385 patinetes, muy justa, pero suficiente)".

Desaparecidos se encuentran los 170 patinetes de Mobike, la compañía especializada en el transporte de bicis en varios geografías, y los 36 de Motit4u; aplicación que, de hecho, ni aparece en las tiendas de aplicaciones.