Luke Perry, el actor que saltó a la fama por su papel de Dylan McKay en la serie Beverly Hills 902010 (Sensación de vivir), ha muerto. Perry se encontraba en coma inducido tras sufrir un infarto cerebral a finales del mes pasado.

El actor, de 52 años, ingresó en el hospital el pasado 27 de febrero tras sufrir un derrame cerebral en su residencia de Sherman Oaks, California. Los médicos tenían la esperanza de que el actor pudiera recuperarse, pero el accidente cerebrovascular fue masivo.

Aunque Perry saltó a la fama con Sensación de Vivir, el actor estadounidense tuvo un largo trayecto para poder conseguir un papel en comerciales de televisión. Su participación en dos telenovelas a finales de los ochenta le abrieron la puerta para conseguir el personaje de Dylan McKay en la que se convertiría en una de las series más exitosas de los años noventa.

Beverly Hills y el salto al estrellato

Perry fue ampliamente conocido por su papel de chico rebelde en la teleserie Sensación de vivir, donde en ocasiones fue comparado con James Dean y, al mismo tiempo, se convirtió a veces en objeto de burla debido a su edad. El actor participó en 199 episodios de la serie y después buscó suerte en el cine con el fin de quitarse el estigma de ese personaje, algo que no consiguió del todo.

https://www.youtube.com/watch?v=O01rCGfX9cA

Entre las películas que participó encontramos Buffy, Cazavampiros de Josh Whedon, El Quinto Elemento, Invasión y múltiples films para televisión. Después de unos años regresó de nuevo a Beverly Hills para tener una segunda participación antes de cerrar por completo el ciclo en el año 2000

El último personaje que interpretó fue Fred Andrews en Riverdale, una serie de televisión basada en personajes del universo de Archie. Al momento de su hospitalización, Fox anunció 90210, un reboot de Sensación de Vivir de seis episodios con el reparto original de la serie.

A Luke Perry le sobreviven dos hijos de su matrimonio con Rachel Sharp, uno de ellos es un luchador profesional de la All Elite Wrestling.