Black Shark, el fabricante de smartphones gaming, aclara a través de un comunicado oficial su vínculo con Xiaomi, la quinta marca de telefonía móvil a nivel global, según los datos de IDC.

La empresa china, fundada en 2017, asegura que "Xiaomi y Black Shark son dos corporaciones diferentes, con líneas de producción, marcas, departamentos de ventas, marketing e I+D independientes". El único vínculo entre ambas marcas se encuentra en el accionariado: Xiaomi posee el 46% de las acciones de Black Shark.

La relación entre Black Shark y Xiaomi, por lo tanto, es diferente a la que mantiene con Pocophone y Redmi, las dos otras marcas de telefonía comercializadas por el fabricante.

Recientemente, Black Shark anunció el Black Shark 2, su tercer smartphone gaming. Este producto cuenta con un microprocesador Snapdragon 855, 8 GB de memoria RAM, una pantalla OLED de 6,39 pulgadas y diversas optimizaciones –tanto a nivel de hardware como de software– que prometen una experiencia de juego significativamente superior a teléfonos de alta gama convencionales –como el iPhone XS, el Galaxy S10 o el Mate 20 Pro–.

Este smartphone se comercializará inicialmente en China. La versión de 128 GB tendrá un coste, al tipo cambio actual, de 480 dólares, aproximadamente. La versión de 256 GB, mientras tanto, asciende hasta los 625 dólares.

👇 Más en Hipertextual