Después de numerosas filtraciones y especulaciones, Xiaomi ha anunciado el Black Shark 2, la segunda generación del smartphone especialmente hecho para videojuegos de la compañía china.

Cuenta con una pantalla OLED de 6,39 pulgadas y un sensor de huellas dactilares integrado bajo la misma –componente fabricado, curiosamente, por Samsung—. Xiaomi ha optimizado la latencia del panel capacitivo hasta los 43,5 microsegundos, lo cual, según la marca, mejora el desempeño a la hora de jugar.

El Black Shark 2 tiene un procesador Snapdragon 855, 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, aunque Xiaomi también ofrecerá una variante con 12 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento. El smartphone cuenta con una cámara de 48 megapixeles trasera y una frontal de 12 megapixeles.

Al igual que el modelo del año pasado, el Xiaomi Black Shark 2 cuenta con un sistema de refrigeración por medio de un tubo termosifón bifásico que mantiene el teléfono a buena temperatura durante sesiones intensas de juego.

El Black Shark 2 se venderá inicialmente en China, y costará, al cambio de moneda actual, $480 dólares (el modelo de 128 GB). La versión de 256 GB, realizando la misma conversión, asciende hasta $625 dólares. Aún no hay detalles sobre su disponibilidad internacional.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.