A Quiet Place, el terrorífico filme dirigido por el habitualmente actor John Krasinski en 2018, que obtuvo el favor de la crítica especializada y recaudó la friolera de casi 341 millones de dólares en la taquilla mundial, veinte veces los diecisiete milloncejos que había costado su producción. Con este recibimiento general, era de lo más lógico que proyectasen al menos una continuación, que se estrenará el 15 de mayo de 2020, pero no sabíamos quiénes se encargarían de ella ni qué actores estarían implicados. Hasta ahora: tanto John Krasinski como la actriz Emily Blunt, que interpretaron a Lee y Evelyn Abbott en la primera película, volverán felizmente para A Quiet Place 2, el uno, tras las cámaras, y la otra, ante ellas.

Será la cuarta realización del estadounidense tras Brief Interviews with Hideous Men (2009), The Hollars (2016) y su única obra de mayor éxito, y la trigésima cuarta en la que actúa la inglesa, a quien hemos visto antes en otras como Looper (Rian Johnson, 2012) o La chica del tren (Tate Taylor, 2016), y más recientemente, en El regreso de Mary Poppins (Rob Marshall, 2018). “La idea de ver quiénes eran estas personas antes de que sucediera todo esto sería interesante”, ha declarado Blunt a Entertainment Weekly, “pero no estoy muy segura porque creo que, en realidad, ahora toca cuál es el próximo capítulo y qué sucederá a continuación”. Y ha rematado así: “Creo que la gente se siente muy interesada en esta familia”. Que no le quepa duda.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.