La canciller alemana Ángela Merkel señaló este martes que la nación alemana necesita garantías de que Huawei no entregará los datos de sus ciudadanos al Gobierno chino, en caso de solicitarse.

En una visita a Japón, Merkel aseguró que es importante mantener conversaciones con el Gobierno de China para preservar la independencia de Huawei y lograr que "la compañía, simplemente, no le envía los datos al estado". De lo contrario, la corporación no podrá participar en los despliegues de redes 5G, cuyo lanzamiento comercial en Europa se estima en torno a verano de 2020.

Japón, Australia, Estados Unidos y otros países occidentales ya han prohibido –o valoran hacerlo– el uso de productos de Huawei en las infraestructuras de red. Si Alemania llegase a prohibir el uso de equipamiento de Huawei, otros países europeos podrían seguir el mismo camino.

La corporación fundada por Ren Zhengfei, a través de un comunicado oficial, da la bienvenida a toda conversación con el Gobierno Federal de Alemania e insiste en la ausencia de razones racionales que justifiquen su posible exclusión del despliegue de redes 5G.

Huawei da la bienvenida a todas las iniciativas para construir y operar las futuras redes 5G de la forma más segura posible. En este contexto, la compañía ha realizado contribuciones significativas a los organismos globales de estandarización de 5G en los últimos años. Creemos que cualquier progreso requiere un diálogo basado en hechos. Por ejemplo, las medidas de encriptación integrales definidas por el estándar global proporcionarán una gran seguridad para los datos en redes 5G en comparación con las redes 4G existentes.

Además, agradecemos el enfoque para la verificación y estandarización de las soluciones tecnológicas comunicadas públicamente por el Gobierno Federal de Alemania, que apoyamos activamente a través de nuestro laboratorio de seguridad abierto en Bonn el año pasado. Estamos seguros de cumplir con todos los requisitos tecnológicos de seguridad para las redes 5G y referirnos a nuestro excelente historial de seguridad como proveedor global líder de redes 4G.

En este contexto, no vemos ninguna razón racional para excluirnos de la construcción de la infraestructura 5G en cualquier país del mundo. Cualquier exclusión de un proveedor en un mercado con pocos players, generalmente, revierte en peor calidad y precios superiores.

El fabricante chino está siendo sometido a un detenido escrutinio por parte de los países europeos. Las acusaciones procedentes de Estados Unidos sobre espionaje y robo de secretos comerciales, así como las detenciones llevadas a cabo en Polonia han levantado la sospecha en el viejo continente, que se enfrenta en 2019 a la última fase del despliegue de redes 5G. La detención de Meng Wanzhou, hija del fundador y directora financiera del grupo, también agrava la situación.

Actualización (06/02 – 12:00h): el artículo ha sido actualizado con el comunicado oficial de Huawei.