No es la primera vez que la comida aparece en un evento de innovación. De aquí a un tiempo, todo lo que ha tenido que ver con alimentación ha sido objeto de interés por parte del universo de las startups y la innovación.

Primero aparecieron las compañías delivery. Just Eat y La Nevera Roja abrieron la puerta a un mundo de modelos de negocio en todo el ecosistema; estos dos gigantes, ahora bajo la misma compañía, eran la punta del iceberg. Llegaron Deliveroo, una versión británica, y mucho más tecnológica que sus predecesores, para revolucionar el mercado. Glovo, en una perspectiva mucho más amplia que la británica, también cambió el paradigma y le siguió UberEats. Su punto en común: los riders o repartidores autónomos en masa como punto esencial de su modelo de negocio. A día de hoy, el atractivo de las compañías delivery se ha diluido ligeramente ante la presión de los grandes del sector. En esta línea, también llegaron los comparadores de alimentos estilo TripAdvisor. En la celebración del South Summit 2018, ya se pudo ver algún que otro ejemplo, como el de Goxo, que buscaba meter la cabeza precisamente en ese sector.

En este punto, y habiendo superado la cuestión de las empresas de reparto de alimento en todo su amplio espectro, se abre una nueva era: la comida como innovación. Decían en Forbes que la Impossible Burger 2.0 presentada en el CES 2019 se ganó el corazón de todos, pero que solo era el principio. Un ejemplo de alimentación 100% vegano, pero capaz de engañar a los mayores amantes de la carne con una textura, sabor, y color igual que el del producto real. Vía procesos tecnológicos, pero totalmente ecológicos, era la primera vez que la tecnología se colaba con la comida en un evento como este.

El 4YFN, el evento de emprendedores en Barcelona celebrado bajo el ala del Mobile World Congress, no ha querido ser menos, y también ha traído su propia versión de comida vegana. No son los primeros del mundo, pero sí los primeros en colarse en un evento de emprendedores.

Se trata de Heüra, la marca comercial de Foods for Tomorrow. La startup con sede en Barcelona y fundada por Marc Coloma está trabajando en crear una alimentación en base al activismo social, medioambiental y en pro de los derechos de loa animales. Comida 100% de origen vegetal, sin gluten y con todas las vitaminas necesarias para llevar una dieta saludable que se cuelan, vía startup y tecnología, en la fiesta de los emprendedores de Barcelona.

Desde la startup explican que, después de haber estado tiempo comercializando y testando su producto vegano, es el momento de darse a conocer de otra manera. Con actividad en España, de momento, la idea de la startup de productos en base a soja y agua es salir a extranjero. Concretamente en Europa, donde creen que tendrán una mayor cuota de mercado. "Está costando crecer en España, porque el mercado era bastante pequeño antes de comenzar nosotros, pero poco a poco vamos creciendo", explican desde la compañía. Una vez se afiancen en el país, donde la cuota de mercado del sector vegano crece día a día, pondrán marcha fuera de las fronteras.

En esta línea, tiene sentido su presencia en un evento de emprendedores; "donde se sienten cómodos" y se saben llamativos por el efecto diferenciador respecto al resto de opciones disponibles en el 4YFN. Ahora mismo, parte de su esfuerzo está enfocado a la búsqueda de inversores. De momento, explican, "se han acercado varios inversores interesados y curiosos por lo que hacemos". Con un modelo de negocio claro y un mercado creciente, el momento para este tipo de compañías es este; antes de que las estanterías se llenen de nuevas marcas y los inversores pierdan tracción. La duda, sin embargo, cómo se encuadra una empresa de venta de alimentos en el universo startup.