Puede sonar como un coloquialismo de una persona a la que le gusta comer, pero su origen real viene del euskera "delicioso". Pocos nombres de startups vendrían tan al pelo como el de Goxo. Centrada en el sector de los alimentación, al estilo Tripadvisor, el objetivo de Goxo es llegar un punto más lejos que los comparadores de restaurantes en base a los comentarios de los usuarios: su objetivo es ofrecer reviews de los platos degustados. ¿Que sentido tiene ir a un restaurante si no hay recomendación o puntuación de platos? Esta fue la base sobre la que Fede Salvador creó Goxo hace ahora un año.

Era la tercera startup que montaba, pero nunca antes había entrado en el negocio de la alimentación. Centrado en el hardware y el ecommerce, Fede pronto entendió que había un nicho de mercado en el mundo del big data para la gastronomía. Siguiendo el proceso de las tres "efes" (friends, fools and family) Fede y su amigo crearon un proyecto piloto de Goxo tras las filas de la Google Academy del Campus de la compañía en Madrid. Tras un primer semestre de análisis de mercado se llegó a una primera conclusión:

"Encontramos muchísima información pero que no era lo suficientemente detallada como para poder adaptarla a cada uno de nosotros. Ese fue el motivo por el que encontramos esa gran diferenciación. La conclusión del análisis de mercado es que había que centrarse en el qué y no en el dónde. Era un desarrollo centrado en descubrir los mejores platos de la ciudad".

De ahí se pasó a una segunda etapa de ejecución con un proyecto piloto que se presentaría en la graduación de la promoción de ese año. Tras eso llegaron las mejoras para los usuarios en base a sus necesidades. Estas tenían forma de rankings: no hay comparador de platos o alimentos sin un ranking, explica Fede. De esta manera, y con apenas un año de vida, nacía Goxo. Una carrera de fondo que buscaba la entrada en el mercado de los foodies.

Más contenido, más problemas

No existe un comparador de comida, platos, restaurantes, viajes o la actividad que esté en boca de todos en ese momento sin una masa crítica de usuarios colaborando con el mismo. Para Goxo, y su objetivo de competir con los grandes del sector, era necesario alcanzar un gran número de usuarios activos. El 20% de los primeros en participar en la compañía formaban parte de un grupo de generadores de contenido, ahora ya son 20.000 usuarios activos en Madrid, Barcelona o Valencia para un total de 75.000 restaurantes creados con sus respectivos platos asociados. Ahora, la tecnológica está creando un programa de embajadores para incentivar la actividad dentro de la app: a cambio de valoraciones, los perfiles más activos recibirán premios de la tecnológica. Para ello, Goxo se enfrenta a una cuestión importante: crear una red de partners que sean capaces de proveer esos premios. De momento, es una iniciativa aún joven que solo cuenta con unos 100 asociados.

De esta manera, los usuarios etiquetan platos asociados a restaurantes, un doble sistema de jerarquías, que implica que "cuanto más crece la comunidad más importante es la moderación de contenido", explica Fede. Vigilar que la información no obedece a ningún interés comercial y que es verídica se antoja como uno de los retos más importante para Goxo.

holbox - Shutterstock

Financiación y monetización, el objetivo de los marketplaces

Actualmente Goxo se encuentra en busca y captura de financiación, unos 500.000 euros para una ronda inicial según explica su fundador. "Hay varios inversores interesados después de una ronda seed y un crédito público de ENISA", añade Fede, pero sin una fecha definida de momento.

¿La mayor duda de todas? La monetización. La fase temprana en la que se encuentra la compañía aún no ha arrojado cifras de facturación reales y aún es pronto para conocer el estado de la situación. En este sentido, Goxo confía en la venta de datos personalizados a los restaurantes. El análisis de mercado que proporciona la infraestructura, los datos generados y el interés por atraer a más clientes -especialmente para aquellos restaurantes de nueva apertura- sería a largo plazo el modelo a explotar por Goxo.