Tras el maremágnum de filtraciones en torno a los próximos Galaxy S10 intensificado en los últimos días y, salvo sorpresa de última hora, conocemos prácticamente ya todas las piezas del puzzle de teléfonos de Samsung. Incluso las de su –ya no tan– misterioso teléfono plegable, que se espera que se presente el mismo día 20 de febrero.

Desde hace ya varios meses conocemos que llegarán tres modelos inicialmente, con un cuarto que añada conectividad 5G en mercados concretos más tarde en el año. Se trata de los Galaxy S10e –hasta ahora conocido como Galaxy S10 Lite–, Galaxy S10 y Galaxy S10 Plus. Salvando las distancias, se trata de la respuesta o alternativa de Samsung a los iPhone XR, iPhone XS y iPhone XS Max, respectivamente.

Pero como todas estas filtraciones se han ido sucediendo a cuentagotas, es difícil que nos haya quedado una imagen precisa de qué son y qué no serán cada uno de estos smartphones del que sigue siendo el mayor fabricante a nivel mundial.

https://hipertextual.com/2019/02/filtrado-video-que-revela-supuesto-samsung-galaxy-plegable

Galaxy S10e, S10 y S10 Plus: sus diferencias

Con un teléfono que se supone –y se ha informado en un par de ocasiones– que a estas alturas ya está en fase de producción, hay ciertas características que están prácticamente confirmadas, mientras que hay otras que varían ligeramente de una filtración a otra. De momento se espera que se utilice el chip de memoria de 1TB UFS 2.1 presentado hace unos días por Samsung y el Exynos 9820 que –de acuerdo a los precios— podríamos esperar en todos los modelos.

Se espera que los Galaxy S10 lleguen todos con un modelo base con 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno. Modelo que será único para el más pequeño –S10e–, y que añadirá versiones de 8 y 512 GB para el Galaxy S10, que subirían hasta los 12 GB de RAM y 1 TB para el modelo más costoso de todos, el Galaxy S10 Plus.

Vemos por tanto que será este modelo 'e' el que incluya una pantalla no solo menor, sino diferente. Dejará a un lado la pantalla curva de sus hermanos mayores, así como el sensor de huellas bajo la misma. En este caso se irá a la posición lateral, como hemos visto unos cuantos años en Sony o en el último Galaxy A7 de Samsung.

Y por supuesto, el último punto donde se marcará la diferencia es en en el número de cámaras. El Galaxy S10e contará con una cámara perforada en el frontal y dos en la trasera. El Galaxy S10 sube en uno el contador de cámaras, con un sensor extra en la parte de atrás. Por último, la variante Plus añadirá un segundo sensor perforado en el frontal.

Subir del Galaxy S10e al Galaxy S10 que llamaremos "de referencia" tendrá un coste de 150 euros. Dar el último paso al modelo mayor y con otra cámara en el frontal, hablando siempre de la configuración básica de 6/128 GB de memoria, costará 100 euros.

Una última cosa que se ve clara si atendemos a las filtraciones y si nos fijamos atentamente a los renders aparecidos durante las últimas semanas, es que todos los modelos de Galaxy S10 contarán con jack de auriculares de 3.5 milímetros. Se distancia por tanto Samsung del resto de una industria que ha ido en la dirección del sonido inalámbrico.