Facebook está involucrada en una gran cantidad de escándalos desde el año anterior. Sus prácticas para recolectar información personal han preocupado a organizaciones y gobiernos por igual, y ahora es en Alemania donde quieren poner un alto a la red social. Las autoridades alemanas han exigido que que los usuarios deben aprobar explícitamente cualquier método relacionado con la recolección de datos.

El organismo encargado de la investigación determinó que la compañía no solo obtiene datos de las plataformas que la pertenecen, también de fuentes externas. Por supuesto, los dirigidos por Mark Zuckerberg han informado que apelarán el fallo. Recordemos que en enero el portal TechCrunch reveló que Facebook pagaba a adolescentes para espiar su actividad en el teléfono. Apple actuó inmediatamente para prohibir la herramienta y retirarles el certificado de desarrollo empresarial durante poco más de 24 horas.

Al hacerse legalmente efectiva, la nueva reglamentación impuesta por Alemania establece que todos sus servicios, incluyendo WhatsApp e Instagram, pueden mantener la recolección de datos. Sin embargo, tienen prohibido combinar esa información con la cuenta principal de Facebook sin que el usuario dé su consentimiento. Es importante que las personas entiendan realmente lo que están proporcionando. De igual forma debe existir permiso para recabar datos desde webs externas.

La red social cuenta con 30 días para impugnar el dictamen. En caso contrario, deberán apegarse a la ley y tendrán cuatro meses para desarrollar nuevos métodos que garanticen el cumplimiento de la normativa. ¿Qué sucederá si no la cumplen? Las multas pueden llegar hasta el 10% de sus ingresos anuales. Según mencionan las autoridades, Facebook ganó poder en el mercado al combinar fuentes de información y crear una base de datos individual para cada usuario.

Por su parte, los de Menlo Park intentan defenderse argumentando que sus métodos les ayudan a mostrar anuncios más relevantes. Además, según mencionan, recolectar datos los ayuda a identificar cuentas falsas, combatir el terrorismo y proteger a los usuarios.

Un obstáculo para unificar sus servicios de mensajería

Tras un reporte publicado por The New York Times, Facebook confirmó que está trabajando en integrar todos sus servicios de mensajería: WhatsApp, Instagram y Facebook Messenger. Esto daría la posibilidad de hablar con personas de otras plataformas sin estar registrado en ellas. De acuerdo al diario estadounidense, la propuesta es impulsada por el propio Zuckerberg.

El objetivo, como muchos suponen, es aprovechar esa integración para incrementar sus ingresos por medio de anuncios. No obstante, parece que aún se encuentran en una fase temprana de desarrollo, por lo que no veríamos resultados hasta, mínimo, 2020. Claro está que en Alemania podrían cambiar mucho sus intenciones después del dictamen de las autoridades.

No solo la unificación entre aplicaciones de mensajería se vería afectada, también otro tipo de herramientas como los botones de "Me gusta" en webs o el inicio de sesión con Facebook en apps de terceros. Si la compañía no cambia sus prácticas para recolectar datos, especificando cómo funcionan y siendo claros de qué están obteniendo, será difícil que Alemania y otros países sigan permitiendo sus acciones. "Facebook debe unificar sus protecciones de privacidad para sus operaciones a nivel mundial", afirmó a la BBC Tomaso Falchetta, jefe del grupo británico Privacy International.