Sin sorpresas. Que el taxi de Madrid tenía pensado "ir a la guerra" durante la celebración del evento de turismo en la capital, Fitur, era algo que estaba más que firmado.

Una votación, celebrada durante 48 horas tras el encuentro del pasado fin de semana, ha hablado. Por una mayoría aplastante, el sector más duro del taxi entrará en huelga indefinida a partir del 21 de enero:

  • 6.449 taxis optan por paro total: 75,94%
  • 1.590 por el paro parcial: 18,72%
  • 423 por no hacer nada: 4,98%
  • 14 en blanco
  • 16 nulos

Días antes de Fitur, y coincidiendo también con el evento. Si la idea era parar solo el día 21 (a propuesta de Caracol), la realidad es que ahora se ha llegado a un nuevo punto: una huelga indefinida que tenga el mismo corte que la celebrada el pasado verano. En este caso la Federación Profesional del Taxi de Madrid, la Asociación Gremial y la Asociación Madrileña del Taxi también han entrado a formar parte de ña propuesta.

La diferencia es que, si en el caso del pasado evento las voces se dirigían contra el Ministerio de Fomento –consiguiendo de forma parcial sus peticiones–, en este caso las quejas van dirigidas contra la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento.

Pero, ¿por qué esta presión?. El movimiento de los taxis ha encontrado en el sector de Barcelona su peor enemigo en este momento. Sentimientos encontrados, como quien dice. Si bien es cierto que valoran el posicionamiento del Govern a la hora de regular el sector de las VTC en Cataluña, también entienden que la inmovilidad de las Administraciones en Madrid supondrá la muerte del taxi en la capital.

La práctica prohibición de la actividad de Uber y Cabify en Barcelona obligará a cientos de licencias VTC a buscar territorios menos hostiles. El taxi entiende, por tanto, que todos esos permisos se reubicarán en la capital. Tanto así, si se produce cualquier modificación en Valencia o Andalucía. Y, es que, la Administración de la capital, liderada por el Partido Popular, ya ha hablado: no tomarán una decisión hasta que el decreto de Ábalos (PSOE) en el Congreso quede claro.