El International Auto Show de Detroit es uno de los escenarios preferidos por Nissan para presentar sus nuevos conceptos en lo que a vehículos de alta gama se refiere. Si el pasado año nos dejaba boquiabiertos con el SUV Xmotion, ahora lo hace con el IMs, un sedán que, de algún modo, quiere marcar la línea de pasos a seguir para la firma en el mercado de los coches eléctricos premium.

Lo cierto es que la empresa nipona está cosechando en la actualidad un notable éxito en las gamas más modestas con sus modelos Leaf y es cuestión de tiempo que, como otros muchos fabricantes harán en los próximos años, se decida a dar el salto que le permita atraer a un público más exigente en cuanto a calidades y características. El IMs podría ser, de conservar para entonces parte de lo que ahora incluye este concepto, una excelente apuesta en este campo.

Tecnología punta, diseño futurista

Como todo concepto, este no podía llegar sin un diseño exterior agresivo, con cierto toque futurista que evoque a una máquina de alta tecnología. "Hay dos avances distintos en el diseño de los IM de Nissan", ha dicho Satoru Tai, director ejecutivo de diseño de Nissan. "Primero, las proporciones frescas, la forma simple y el movimiento dinámico del exterior, que son muy limpios pero a la vez poderosos y emocionales. En segundo lugar, la vista del interior, que es es sofisticada, espaciosa, atractiva, interactiva y sin interrupciones, con un diseño único de asientos para pasajeros. El exterior del IMs indica que el conductor y los pasajeros están a punto de experimentar algo completamente nuevo una vez dentro".

Por supuesto, entre la tecnología incluida en el vehículo se encuentra un modo de conducción autónoma y el modo "De invisible a visible", que la firma ha presentado recientemente en el CES de Las Vegas para ofrecer al conductor una experiencia de realidad aumentada durante la conducción y los elementos que rodean al coche. La tracción a las cuatro ruedas, los más de 600 kilómetros de autonomía o una batería de 115 kWh con carga rápida son algunos de los elementos que terminan por completar esta propuesta tan visualmente cautivadora.