Es Año Nuevo y la misión New Horizons de la NASA tiene un nuevo objetivo a la vista: MU69 2014, más conocido como Última Thule. Este asteroide es desconocido y se encuentra en el cinturón de Kuiper, más allá de Plutón, que nos dará información sobre este cuerpo que los telescopios apenas pueden observar. A las 6:33 hora peninsular, la sonda sobrevolará este primigenio asteroide que es un desconocido para nosotros.

De Última Thule, a 6.430 millones de kilómetros de Sol, conocemos poco. Sabemos que es rojo, que mide alrededor de 45 kilómetros y apenas refleja un 10% de luz. El desconocimiento sobre este asteroide llega a tal punto, que ni siquiera podemos decir hechos tan básicos como cuál es su periodo de rotación o si tiene lunas orbitando alrededor.

Esta falta de conocimiento convierte a este asteroide en todo un misterio por resolver, un rompecabezas que encajar en la búsqueda de conocimientos. Además, se trata del mundo más distante que cualquier nave construida por el ser humano ha explorado hasta el momento, todo un hito para búsqueda de respuestas en el sistema solar.

No obstante, desde la NASA se señala que "todo esto está a punto de cambiar drásticamente" este 1 de enero. En su sobrevuelo, New Horizons "mapeará Última Thule, la composición de su superficie, determinará cuántas lunas tiene y averiguará si tiene anillos o incluso atmósfera", apunta Alan Stern, investigador principal de esta misión. También estudiará la temperatura del asteroide e incluso podría medir su masa. Además, realizará fotografías en alta resolución que conoceremos en los próximos días. Así pues, en apenas 72 horas pasaremos del casi absoluto desconocimiento a desvelar alguno de los misterios de este cuerpo en el cinturón de Kuiper.

Última Thule, llamado así porque en latín significa un lugar más allá del mundo conocido, puede dar valiosa información a los científicos de los primeros momentos del sistema solar por dos motivos. El primero, que estos creen que el asteroide se creó ya a esa distancia del Sol. Y, el segundo, porque gracias a esta distancia lo más probable es que se haya mantenido tal cual se originó, es decir, que todavía tiene su composición original. Este asteroide y otros, como Bennu o Ryugu, nos pueden dar una visión de cómo era el sistema solar en sus inicios, de ahí su importancia.

New Horizons

New Horizons
Fuente: NASA

New Horizons es una misión que despegó de la Tierra el 19 de enero de 2006 desde Cabo Cañaveral (Florida). Esta sonda tenía como destino Plutón.

En estos años de misión, la nave tenía como objetivo, también, estudiar los satélites del planeta enano y el cinturón de Kuiper, lugar en el que se encuentra el asteroide Última Thule, situado en la frontera del sistema solar.