Hablamos con Fionn Whitehead y Will Poulter, protagonistas de la primera película interactiva de Netflix.*Black Mirror: Bandersnatch* no iba a ser una producción al uso. Eso lo supimos meses antes de que Netflix confirmara la llegada de este «evento especial», como lo definen ellos, circunscrito dentro de la serie que le da nombre. Los primeros rumores ya apuntaban a un posible episodio interactivo dentro de la nueva temporada y, aunque finalmente no ha sido así y este ha llegado en forma de película y de manera aislada a la próxima tanda de episodios, sí incorpora este nuevo formato narrativo.

De ello hemos tenido la oportunidad de hablar, precisamente, con los protagonistas del filme. Fionn Whitehead (Stefan Butler) y Will Poulter (Colin Ritman) han respondido a algunas de nuestras preguntas en un evento celebrado en Londres y dado su particular opinión acerca de las nuevas cuestiones que plantea el género.

Preguntamos, cómo no, acerca de las películas interactivas y cómo pueden ser estas recibidas por el gran público. Poulter apunta a «una respuesta abrumadoramente positiva» por parte de los espectadores, algo no demasiado sorprendente teniendo en cuenta el extenso grupo de seguidores con los que cuenta la serie. Todo ello conjugado, como bien apunta Whitehead, con que *Black Mirror* es, probablemente, uno de los mejores escenarios para llevar a cabo este tipo de proyectos.

Una de las principales complejidades en el desarrollo de *Bandersnatch* desde el ámbito de la producción fue la creación de una herramienta para poder implementar de manera efectiva las diferentes elecciones ante el espectador. Aunque ahora Netflix ya cuenta con el software propicio para ello, los primeros pasos estuvieron realizados con una plataforma llamada Twine, desde la cual, tal y como nos confirma Whitehead, el elenco tuvo acceso al guion para experimentar la narrativa de opciones en primera persona.

Todos los ‘easter eggs’ del universo ‘Black Mirror’ que esconde ‘Bandersnatch’

El proceso de rodaje, naturalmente, también difiere en esta ocasión de lo que ellos mismos están acostumbrados a realizar, dado que la misma escena, o una muy similar, tenía que ser repetida en varias ocasiones cambiando el desenlace para posibilitar al espectador dirigirse por unos u otros derroteros. Fue «extremadamente confuso» grabar así, señalan. «Con cada escena tienes que tener en cuenta diferentes modelos de continuidad, tienes que concentrarte en cada escena dependiendo de lo que el espectador haya visto hasta ese punto. Pueden tener una impresión diferente de tu personaje de una versión a otra, puedes tener que dirigirte en otra dirección dependiendo de lo que elijan…»

Puedes ver la entrevista completa a continuación:https://www.youtube.com/watch?v=euKnykvoF_c

Un poco de locura

Pese a que Poulter no es el protagonista del metraje, su personaje tiene bastante peso en la trama a la hora de influir –o no, según decidamos– en las elecciones de Stefan Butler. Con el uso de sustancias estupefacientes siendo evidenciado en varios momentos de la cinta, le preguntamos precisamente si «un poco de locura», parafraseando una de sus intervenciones, es exactamente lo que hace falta cuando hablamos de creaciones con un cierto grado de innovación.

Cómo se hizo ‘Black Mirror: Bandersnatch’, la película interactiva de Netflix

«Creo que cualquiera en una búsqueda creativa puede en ocasiones beneficiarse de un toque de locura y un poco de pensamiento ‘fuera de la caja'», asegura. Por último, y como ya se lleva días especulando en base a unas declaraciones de Brooker, dejan abierta –por su parte, al menos–, la puerta a un futuro retorno al universo de Black Mirror. Si lo veremos o no, o incluso si volveremos a contemplar esta narrativa interactiva en esta serie, es algo que aún queda por descubrir.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.