Black Mirror: Bandersnatch ha conseguido atraer sobre sí la atención de un público ávido por conocer lo nuevo de una de las series de culto de la plataforma de contenido en streaming, sumando además el aliciente de contar con un estilo narrativo interactivo en el que el espectador forma parte imprescindible de la historia. Ha sido precisamente el entramado que conlleva crear una película de estas características lo que ha provocado, a la postre, el retraso del estreno de la quinta temporada de la serie que le da nombre.

Charlie Brooker, creador de la serie, ha confesado en una entrevista concedida a The Hollywood Reporter que hacer Bandersnatch ha sido el equivalente a cuatro episodios estándar de una de las temporadas de Black Mirror. Una ingente cantidad de trabajo que no fue prevista ni siquiera por ellos en un principio, sino que fue el devenir del proceso de creación lo que hizo más compleja la producción final. "A medida que la historia se expandía, esta se alargó y se ensanchó. Así que todo comenzó a expandirse un poco como una balsa salvavidas inflable en una habitación pequeña", confiesa.

Como consecuencia, aún no tenemos información acerca del estreno de la quinta temporada de la serie más allá de la confirmación de que llegará a lo largo del presente año. Eso y que Miley Cyrus estará presente en uno de los nuevos episodios, según pudimos conocer unas semanas atrás.

¿Volveremos a ver a Colin Ritman?

Annabel Jones, productora ejecutiva, destaca la complejidad de mantener la esencia y la cohesión de lo que el espectador podría esperar entre las decisiones que se toman y las consecuencias que estas tienen en el hilo narrativo. "Gran parte del arte proviene de mantener el mundo lo más pequeño posible, pero también de mantener el mundo lo más emocionalmente impactante posible para Stefan", afirma.

Brooker se atreve también a jugar con la presencia de Colin Ritman (Will Poulter), el popular desarrollador de videojuegos que forma parte fundamental de la historia de Bandersnatch en varios momentos clave, en futuros episodios de la serie: "Aparentemente, podría continuar para siempre, porque está al mismo tiempo muerto y no muerto". Ya se sabe que en Black Mirror son muy dados a entrecruzar historias y dejar pequeños rastros de sucesos anteriores en las nuevas producciones, como ha quedado evidenciado con los numerosos easter eggs que esconde el reciente film. Quizá la distópica producción nos obsequie también con más presencia de Ritman en un futuro no tan lejano.