Un tribunal de Múnich ha obligado a Apple a retirar parte de un comunicado de prensa, pues anunciaba que todos los iPhone seguirán estando disponibles en Alemania a través de operadoras telefónicas y vendedores de terceros, según Reuters. Recordemos que la compañía de Cupertino tiene prohibido distribuir los iPhone 7 y 8 en ese país, todo a raíz del conflicto legal con Qualcomm.

El mes anterior, el fabricante de chips logró detener las ventas de los modelos mencionados por una supuesta infracción de patentes. Sin embargo, Apple solo los retiró de sus puntos de venta oficiales, no así con el resto de revendedores. El comunicado manifestaba que ambos terminales mantenían su disponibilidad en 4.3000 operadoras y distribuidores del país, cuando la prohibición también se aplicaba con ellos.

Los jueces a cargo mencionan que "el comunicado de prensa es engañoso", pues "transmite la impresión de disponibilidad ilimitada". De acuerdo a la información de Bloomberg, parte de la declaración hablaba sobre las prácticas de Qualcomm para perjudicar la innovación y a los consumidores, palabras que no fueron cuestionadas. Hasta el momento Apple no se ha pronunciado al respecto. Por su parte, un portavoz de la compañía de chips mencionó que "la orden habla por sí misma".

Aunque la tensión entre ambas empresas se mantendrá durante más tiempo, parece que la situación está a punto de alcanzar un final en el país germano. El pasado martes, un tribunal regional de la ciudad de Mannheim desestimó la demanda de Qualcomm, determinando que Apple no violó la patente en disputa.

El conflicto también sigue vivo en China y Estados Unidos. En la región asiática, los dirigidos por Tim Cook lanzaron una actualización de iOS 12 para impedir el bloqueo de ventas, modificando la animación para cerrar aplicaciones. Las autoridades de Norteamérica investigan a Qualcomm por prácticas monopólicas en el mercado de los chips de móviles.