La situación se retuerce contra Apple. Tras prohibir China la importación y venta de varios modelos de iPhone a petición de Qualcomm por el supuesto incumplimiento de un par de patentes, llegan los ecos de la decisión hasta Europa. Es en Alemania donde un juzgado muniqués ha ordenado la paralización de las ventas de iPhone con chips de Intel, en referencia a una patente completamente distinta, lo que ha llevado a Apple a paralizar la distribución del iPhone 7 y iPhone 8 a través de sus tiendas físicas.

Según informa CNBC, a diferencia del caso en China, esta orden no tiene efecto inmediato y Apple apelará la resolución. Se trata de los modelos de iPhone que cuentan con chips de Intel y de un tercero: Qorvo. Según Qualcomm, estos infringen una patente que permite a los dispositivos el ahorro de energía en el envío y recepción de información de forma inalámbrica.

En un comunicado, Apple ha anunciado que dejarán de vender al menos de momento los iPhone 7 y 8 en Alemania, a través de las Apple Store del país:

"La campaña de Qualcomm es un intento desesperado para distraer de los temas principales entre nuestras compañias. Sus tácticas, en los juzgados y en los negocios diarios, están dañando la innovación y a los consumidores. Qualcomm insiste en cobrar tarifas desorbitadas basadas en el trabajo que no hicieron y están siendo investigando por su comportamiento por gobiernos de todo el mundo. Estamos por supuesto decepcionados por este veredicto y apelaremos. Todos los modelos de iPhone seguirán disponibles a través de operadores y resellers en 4.300 puntos de venta en Alemania. Durante el proceso de apelación, los iPhone 7 y iPhone 8 no estarán disponibles en las 15 tiendas de Alemania. iPhone Xs, iPhone XS Max y iPhone XR permanecerán en todas nuestras tiendas."

Se redirige por tanto a los consumidores a los distribuidores oficiales y operadores para esos modelos concretos, mientras que afirman que los modelos más actuales –iPhone XS, iPhone XS Max y iPhone XR– permanecerán disponibles con total normalidad.

Mientras tanto, Apple está tomando medidas. De una forma similar a la vista el pasado miércoles cuando tuvo que actualizar animaciones de iOS para desactivar el bloqueo en China. Antes de conocerse la paralización de la venta de iPhone 7 y 8, conocíamos por el Financial Times que los usuarios en Alemania de forma exclusiva han recibido una actualización neutralizaría esta disputa.

Por su parte, Intel carga también contra Qualcomm en un comunicado en su web:

"El objetivo de Qualcomm no es el de defender sus derechos sobre la propiedad intelectual, sino echar a la competencia fuera del mercado de los chips módem premium, y defender un modelo de negocio que en última instancia perjudica a los consumidores"

Qorvo, el fabricante de los chips cuya supuesta infracción está causando estragos en Apple en Alemania, afirma que su chip no infringe esta patente y alega que no han tenido la oportunidad de ser escuchados todavía:

"Creemos que nuestro chip no infringe la patente en la demanda, y que la corte habría llegado a una conclusión diferente si hubiera considerado todas las evidencias. Estamos decepcionados de que el inventor y diseñador de este chip, que fue a la vista, no tuvo la oportunidad de testificar o proporcionar pruebas que desmientan las alegaciones de infringimiento de Qualcomm. La Comisión de Comercio Internacional ya ha determinado que nuestro chip no infringe la patente bajo disputa. No esperamos que esta decisión tenga ningún impacto con nuestros negocios con Apple."

Este caso se engloba dentro de una guerra de patentes. Qualcomm afirma que Apple le debe miles de millones de dólares en royalties, mientras que Apple alega que el fabricante de chips está realizando prácticas de negocio anticompetitivas para proteger su monopolio en los chips de módem.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.