Este domingo a las 08:51 a.m. EST (15:51 hora peninsular), SpaceX ha lanzado un nuevo satélite con su cohete Falcon 9. En un principio estaba previsto que despegara este marte desde el Centro Espacial Kennedy en Florida, pero debido a un fallo se tuvo que retrasar, tampoco el viento en zonas altas ha ayudado a que estos días pudiera llevar su carga al lugar previsto.

Otro lanzamiento, este caso el de Blue Origin, también tuvo que ser pospuesto el pasado martes. Debido al clima desfavorable de estos días con el que trabajan los ingenieros, la compañía y la NASA han decidido retrasar el despegue hasta 2019. Este cohete cargaba con nueve instrumentos de la agencia espacial norteamericana para ver cómo se comportan en microgravedad.

GPS más 'avanzado'

Esta vez, el satélite enviado al espacio es el GPS III SV01, más conocido como Vespucci, en honor al explorador italiano Amerigo Vespucci. Se trata de una sonda del nuevo GPS de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos y que se considera más avanzado que los anteriores. El grupo de satélites GPS actual es de 30 sondas.

El satélite es el primero una constelación de 10 sondas del Sistema de Posicionamiento Global III, que se han rediseñado por completo para modernizar la flota de GPS actuales con nueva tecnología y mayores capacidades. Esta nueva sonda, y las que vendrán, tienen entre tres y ocho veces más precisión que las que están en el cielo en estos momentos, de ahí la importancia de estos nuevos satélites que mejorarán la geolocalización militar estadounidense.

El conjunto de satélites que forman la constelación del GPS III podría ser mayor de las 10 previstas en un primer momento ya que la Fuerza Aérea ha firmado un contrato de 1.400 millones de dólares con la multinacional Lockheed Martin para que haga los primeros diez satélites, pero podrían ser hasta 22 más.

Además, la vida útil de las sondas será un 25% mayor de cualquiera de los satélites GPS en órbita actuales ya que podrá extenderse hasta los 15 años de uso. Incluye, también, compatibilidad con otros sistemas internacionales de navegación por satélite, como puede ser Galileo, el también conocido como GPS europeo.

Sin recuperación

SpaceX nos tiene acostumbrados a realizar la recuperación de la primera etapa del Falcon 9 tras el lanzamiento. El pasado mes de octubre, la empresa de Elon Musk logró aterrizar la primera fase de su cohete en California.

No obstante, debido a las necesidades de la misión, en el caso del lanzamiento de la primera sonda del GPS III SpaceX no intentará recuperar la primera etapa de su cohete Falcon 9 tras el despegue del satélite GPS.