El ingeniero de automóviles autónomos, Anthony Levandowski, desarrolló un sistema avanzado de manejo asistido llamado Co-Pilot, pensado para la industria de los camiones de carga y transporte. Para probarlo, su creador dice que realizó en un recorrido de 4.987 kilómetros de San Francisco a Nueva York, de acuerdo con información de The Guardian.

Si se confirma que el sistema Co-Pilot realmente hizo un recorrido de costa a costa en los Estados Unidos, estaríamos ante el viaje autónomo en auto más largo jamás hecho.

Levandowski es conocido en la industria por haber trabajado en Waymo (Google) y Uber y generar una demanda entre estas dos empresas por supuestamente compartir información confidencial acerca del desarrollo de tecnología para coches autónomos. Este logro podría cambiar su reputación.

El viaje comenzó el 26 de octubre en el puente Golden Gate en San Francisco y terminó, cuatro días después, en el puente George Washington de Manhattan. Levandowski clama que en todo el trayecto el no tocó el volante, ni el acelerador salvo para poner combustible. Aunque mencionó para The Guardian que le tomó tres intentos realizar este viaje antes de que fuera exitoso.

El auto que se usó fue un Toyota Prius equipado con siete cámaras, una de las cuales apuntaba al conductor para monitorear su estado de alerta y atención al camino. Durante parte del trayecto, y por 77.2 Km en la costa de California, llevó al periodista Mark Harris quien confirmó que Levandowski sólo usó el volante una vez cuando el sistema no pudo integrarse de manera segura al tráfico de la autopista.

Co-Pilot es descrito por su creador como un sistema de Nivel 2. Es decir, que puede manejar la mayoría de las situaciones en una autopista o camino, pero requiere de intervención humana para mantenerse alerta.

Este sistema autónomo ya está en pre-venta por un precio de $4.999 dólares a través de la startup Pronto.ia, propiedad de Levandowski.