Tanto empleados como contratistas de Google en Asia, Europa y Norteamérica se han manifestado durante sus respectivas mañanas este jueves en contra del manejo que ha tenido la tecnológica sobre los casos de acoso sexual en su empresa.

Más de 1.500 trabajadores, la mayoría mujeres, de más del 60% de las oficinas de la filial de Alphabet han protestado por las calles de diversas ciudades como San Francisco, Nueva York, Dublín, Tokio, Singapur, Londres, Zúrich, Berlín, a partir de sus 11.10 horas, según informaron los organizadores de la manifestación llamada "Google Walkout" al diario The New York Times.

Las personas que decidieron participar en la marcha, dejaron el siguiente letrero en sus lugares:

Hola. No estoy en mi escritorio porque estoy caminando afuera en solidaridad con Googlers y contratistas para protestar contra el acoso sexual, mala conducta, falta de transparencia y una cultura del trabajo que no le funciona a todos. Regresaré a mi escritorio más tarde. Me fui por un cambio real.

Los manifestantes han expresado cinco peticiones de cambios a la empresa de Mountain View:

  1. Acabar con el arbitraje forzado en casos de acoso y discriminación.
  2. Un compromiso para acabar con la desigualdad salarial y de oportunidades.
  3. Un informe público de transparencia sobre acoso sexual.
  4. Un proceso claro, uniforme e inclusivo a nivel mundial para denunciar la conducta sexual inapropiada de forma segura y anónima.
  5. Elevar al Director de Diversidad para responder directamente al CEO y hacer recomendaciones directamente a la junta directiva. Adicionalmente, nombrar a un representante de los empleados en el consejo.

La gota que derramó el vaso, dando pie a la organización de esta manifestación, fue una publicación en el NYT la semana pasada sobre el encubrimiento de varios casos de acoso sexual por parte de ejecutivos de la empresa. El más destacado es el de Andy Rubin, el ex vicepresidente de ingeniería de Google conocido por ser el creador del sistema operativo Android, quien recibió 90 millones de dólares como indemnización por su salida en el 2014 pese a las acusaciones en su contra.

El martes pasado, Rich DeVaul, quien era director de evaluación rápida y ciencia loca del laboratorio de desarrollo X de Alphabet, dejó su puesto tras la publicación del diario estadounidense en el que se le acusó de haber tenido un comportamiento sexual inapropiado con una mujer a la que había entrevistado para un puesto en el 2013.

Sundar Pichai, CEO de Google, ha asegurado que la empresa de Mountain View ha despedido a 48 empleados en los últimos dos años, incluyendo a 13 ejecutivos senior, por acusaciones de acoso sexual, sin otorgarles una indemnización por su salida.

Usando el hashtag #GoogleWalkout, los manifestantes han compartido fotos de la protesta en las cuentas oficiales de la marcha en Twitter e Instagram: