Tras darse a conocer que al menos 200 ingenieras marcharán el jueves para protestar por la mala forma en que se han manejado los casos de acoso sexual en Google, que la empresa filial de Alphabet ha sido señalada de encubrir durante años, Rich DeVaul, quien era director de evaluación rápida y ciencia loca del laboratorio de desarrollo Google X, ha renunciado el martes a su cargo después de que el The New York Times (NYT) expusiera su caso y otros como el de Andy Rubin la semana pasada.

La empresa matriz Alphabet ha confirmado que ha dejado la compañía sin un paquete de salida. En un correo electrónico que el CEO de Google, Sundar Pichai, envió a los empleados el martes, ha admitido el mal manejo que han tenido anteriormente con este tipo de casos y prometió tomar medidas más duras en el futuro. También se comprometió a apoyar a las empleadas que decidan participar en la manifestación de mañana.

Pichai escribió a los empleados en el mensaje electrónico que ha sido obtenido por Axios:

Lamento profundamente las acciones pasadas y el dolor que han causado a las empleadas. Larry [Page, CEO de Alphabet] mencionó esto en el escenario la semana pasada, pero vale la pena repetirlo: si incluso una persona experimenta Google de la forma en que lo describe el artículo del New York Times, no somos la compañía a la que aspiramos ser.

Según la investigación de NYT, durante una entrevista que DeVaul hizo a la ingeniera Star Simpson en el 2013, él le comentó que mantenía una relación poliamorosa con su esposa y la invitó la semana siguiente al festival Burning Man, que se realiza anualmente en el desierto de Nevada. La joven de entonces 24 años de edad acudió con su madre, por lo que quiso aprovechar la oportunidad para hablar con el ejecutivo sobre su oferta de trabajo. Simpson asegura que vistió ropa conservativamente adecuada para una reunión laboral. Una vez en su campamento, él le dijo que se quitara la blusa y le ofreció un masaje de espalda, el cual ella rechazó. Ante su insistencia, Simpson aceptó sólo un masaje de cuello. Semanas más tarde, Google le informó que no había obtenido el empleo sin ofrecerle explicación alguna.

La ingeniera rompió su silencio sobre lo ocurrido dos años después. Sin embargo, la persona de recursos humanos de Google le dijo que su acusación era más probablemente cierta que falsa, que tomarían medidas al respecto y le pidió no comentar el incidente. En un comunicado, según recoge NYT, De Vaul se disculpó por su "error de juicio" y aseguró que la decisión de no contratar a Simpson fue tomada desde antes de su encuentro en el festival, pero, que él no sabía en ese momento que ella aún no había sido informada al respecto.

De acuerdo con Pichai, Google ha despedido a 48 empleados en los últimos dos años, incluyendo a 13 ejecutivos senior, por acusaciones de acoso sexual, sin otorgarles un paquete de salida. Asimismo, aseguró que se ha reunido con las empleadas de la tecnológica desde que el NYT publicó la semana pasada que le dio un paquete de salida de 90 millones de dólares a Andy Rubin, el ex vicepresidente de ingeniería en Google que supervisaba el desarrollo de Android, pese a las acusaciones de acoso en su contra.