Sony no ha querido entrar en la difícil tarea de desarrollar un emulador propio para la PlayStation Classic y los 20 juegos que incluye. La compañía ha preferido emplear el emulador de PS1 más popular en la actualidad: el PCSX ReARMed con licencia Open Source. El portal Kotaku ha tenido acceso previo a la pequeña consola y confirmó que en el menú principal se menciona la licencia.

https://hipertextual.com/2018/09/sony-playstation-classic-precio-disponibilidad

El PCSX es un emulador creado en 2003 y desde aquel entonces ha estado recibiendo todo tipo de mejoras para optimizar su rendimiento. Fue desarrollado originalmente para utilizarlo en las plataformas Windows, macOS (antes Mac OS X) y Linux. Una década más tarde se lanzó la versión Reloaded por parte de otras personas que retomaron el proyecto. Se encargaron de corregir diversos errores y agregar nuevas funciones.

PCSX ReARMed es la última actualización del emulador, es capaz de soportar el juego en red y el famoso rebobinado. Ambas características están ausentes en la PlayStation Classic. La decisión de Sony contrasta totalmente con la de Nintendo y sus consolas clásicas, la NES Classic Edition y la Super NES Classic Edition.

La empresa de Kyoto encargó el desarrollo de un emulador propio a su división europea, la cual se basó en el software de la Virtual Console para lograr su objetivo. Gracias a esto fue posible mejorar su producto con colores más vibrantes respecto a las versiones de Wii, Wii U y 3DS. Aunque no se ha confirmado, es posible que Nintendo use el mismo emulador para correr los juegos clásicos en la Nintendo Switch.

https://hipertextual.com/2018/10/juegos-playstation-classic

Cierto sector de jugadores han criticado a Sony por usar un emulador ajeno y no encargarse del desarrollo. Lo cierto es que muchos de los emuladores de la comunidad Open Source ya ofrecen grandes resultados. Seguramente la empresa no quiso arriesgarse a crear algo que no estuviera a la altura en rendimiento. Por otra parte, el tiempo y recursos invertidos disminuyen considerablemente.