Desde hoy lunes, los clientes de Movistar en España podrán hacer uso de tarjetas SIM electrónicas -conocidas como eSIM- en sus smartphones.

El anuncio se produce apenas una semana después de lanzarse iOS 12.1, una actualización de software que habilita el sistema eSIM en los iPhone XR, iPhone XS y iPhone XS Max.

A diferencia de las tarjetas SIM convencionales, las eSIM no requieren la insercción de una tarjeta física en el interior del teléfono. El cliente solo necesita unos credenciales de acceso -proporcionados por el operador- que, una vez introducidos en la sección de ajustes del smartphone, permiten conectarse a la red de telefonía. Estos credenciales pueden introducirse manualmente o mediante el escaneo de un código QR generado por el propio operador.

Por el momento, las tarjetas eSIM de Movistar son compatibles única y exclusivamente con los iPhone XR, XS y XS Max. No obstante, el operador aclara que "a medida que aparezcan nuevos dispositivos compatibles con eSIM en el mercado, podrán usarse con la eSIM de Movistar".

Los nuevos clientes podrán disfrutar de la eSIM de Movistar sin coste adiccional. Los ya clientes, sin embargo, tendrán que desembolsar 11 euros, la misma cifra que la compañía solicita por un duplicado de SIM estándar.

Algunas apreciaciones importantes:

  • La tarjeta eSIM es compatible con el servicio MultiSIM. Un cliente, por lo tanto, puede tener, de forma simultánea, una eSIM en un iPhone XS y una SIM física en un Galaxy Note 9.

  • Restaurar de fábrica el teléfono no elimina los datos de la eSIM. El cliente tendrá que acceder a la aplicación específica para eliminar los datos asociados a la eSIM.

  • Aunque el Apple Watch utiliza una eSIM para conectarse a redes LTE, Movistar no lo menciona en ninguna de sus comunicaciones oficiales. Hipertextual ha contactado con Telefónica al respecto. Actualizaremos este artículo cuando se emita una respuesta.

  • Cuando la eSIM se expanda, fabricantes como Apple o Samsung eliminarán las ranuras para tarjetas SIM de sus teléfonos. El futuro pasa por la SIM electrónica.