Buena parte de la atención que recoge el diseño de los smartphones en la actualidad se encuentra radicada en el notch o en los diferentes métodos que utilizan los fabricantes para resolver la cuestión de dotar a los terminales del mayor espacio útil de pantalla posible sin renunciar a la cámara frontal. Algunos utilizan la mencionada "ceja", otros la esconden bajo un mecanismo deslizante e incluso hay quienes la ubican en la parte inferior del marco.

A estas diferentes opciones habrá que sumar próximamente un nuevo abanico de nuevas alternativas, entre las cuales se encuentra una –que llama especialmente la atención– en la que la lente frontal de la cámara se encuentra aislada en un lateral y no unida a los marcos del teléfono. Es un concepto que Samsung bautizaba como Infinty-O en su pasado evento para desarrolladores y del que ahora podría serle arrebatado su estreno con la llegada de un nuevo Huawei.

¿Círculo mejor que 'notch'?

Según ha confirmado la propia compañía, será en diciembre cuando conozcamos las últimas novedades a este respecto. Lo ha hecho a través de un cartel promocional bastante explícito en el que se puede apreciar de manera clara un haz de luz atravesando la parte superior izquierda del dispositivo conceptualizado, lo cual supone una confirmación en la práctica de que el nuevo terminal de la marca contará con la cámara ubicada en esta posición.

Imagen: SlashLeaks.

Por si esto fuera poco, y para añadir más leña al fuego que comienza a crecer en los pies de una Samsung que ya comienza a ver peligrar de manera real su liderato en el ranking de ventas de smartphones, el Nova 4 parece haber sido avistado ya en público y confirmado su innovador diseño. La disposición de la cámara en este lugar causará, a buen seguro, una llamada de atención constante sobre los usuarios, que serán quienes tendrán que decidir ahora si esta nueva apariencia es más apetecible que el vastamente criticado notch.