Adi Shankar, showrunner detrás de la adaptación animada de Castlevania para Netflix, dejó caer hace días que hoy tendría lugar el anuncio de su nuevo proyecto, también relacionado con otra gran franquicia de la industria del videojuego. Llegada la hora del anuncio, Shankar ha confirmado estar trabajando en llevar Devil May Cry a la pequeña pantalla, creando una suerte de multiverso compartido entre ambas series.

La idea, original y prometedora, también resulta un tanto extraña, pues es difícil pensar en un crossover de dos de las principales franquicias de Konami y Capcom respectivamente. Es cierto que el concepto central, la lucha de cazadores y demonios o vampiros, es un potente punto de unión pero mientras la historia de los Belmont y Drácula tiene lugar en una época de corte medieval, los videojuegos protagonizados por Dante, Nero y compañía suelen ambientarse en la actualidad.

Shankar no ha dado más detalles al respecto pero sí ha sido tajante confirmando que ha comprado los derechos de la adaptación por su cuenta para que "los perdedores de Hollywood no la jodan también con esta". A falta de conocer cifras oficiales, que Shankar haya adquirido los derechos de Devil May Cry sin el apoyo de un gran estudio o compañía detrás es sorprendente cuanto menos y permitirá que el creativo tenga el control absoluto de la obra.

El creativo indio afirma, eso sí, que el éxito de la serie de Castlevania en Netflix ha tenido mucho que ver. "Ha funcionado realmente bien, mejor de lo que podíamos esperar. Nos dieron luz verde para la tercera temporada inmediatamente". Quizá por ello extraña que el anuncio no venga de la mano de un acuerdo de emisión con la compañía reina del VOD que, hace tan solo unas semanas, se confirmaba que incluiría una serie de animación de Diablo, una de las franquicias estrella de Blizzard.

Adi Shankar ha desvelado la noticia, ataviado de forma particular, en una entrevista para IGN. Puedes ver el vídeo aquí.