Se han mantenido en un segundo e, incluso, en un tercer plano durante los últimos meses. Y razones no les faltan: la situación del transporte en España, en lo que a normativas se refiere, pasa por un momento muy complejo. La idea de mejor no salir a primer plano se antoja, en este preciso momento, como algo más que sensato. Teniendo en cuenta, además, que la compañía cuenta con varios casos pendientes que deberían quedar resueltos antes de que termine el presente 2018. La caza y captura de algunos usuarios por el uso de la plataforma, la demanda que Amovens -su par español- les impuso por espionaje industrial y el caso abierto con Confebu, la patronal de autobuses son tres de sus casos abiertos para este curso. Sumado al caso de la prohibición de UberPOP en España, situación que algunas voces del sector han apuntado a un posible contagio a largo plazo respecto a BlaBlaCar.

Mientras esperan a que la situación del transporte se decante por un lado u otro, la actividad de la tecnológica francesa no ha parado. De hecho, la compañía acaba de anunciar que ha alcanzado la rentabilidad a nivel global.

Como suele ser habitual para la compañía de transporte, sus datos financieros se mantienen en secreto. El único dato que aporta BlaBlaCar sería el del incremento del 40% de su actividad respecto al año pasado, lo que les ha hecho alcanzar cifras positivas en 2018 después de 8 años de vida. Con 5 rondas de financiación desde 2010 y algo más de 335 millones de euros, la tecnológica optó por la vía del crecimiento explosivo, para alcanzar después la rentabilidad.

65 millones de usuarios registrados en la plataforma, 15 millones de ellos pertenecen a su sede central: Francia. Sin embargo, el 75% de su actividad tiene origen en el global de los otros 22 países en los que operan. España, junto a Rusia, sigue siendo una de las localizaciones más populares. Lo que contrasta con los grandes problemas normativos que BlaBlaCar ha registrado al sur de los Pirineos. 5 millones de pasajeros aún sin haber activado una de las novedades presentadas para este año: el algoritmo que conectará localidades sin trayectos directos -el cual estará operativo antes de finalizar 2018-.

La idea, entre otras, es que BlaBlaCar podría estar preparando una salida a bolsa o iniciar un proceso de adquisiciones para comenzar su crecimiento. Una de sus cuentas pendientes, sin embargo, es la conquista de Norteamérica.