MS-DOS es uno de los productos de software que cambió la historia de la informática para siempre. El sistema operativo de Microsoft sentó las bases de lo que hoy en día conocemos como Windows. Si bien fue un sistema que triunfó en los años 80s, el último movimiento de los de Redmond ha generado que se vuelva a hablar de él, y con gran entusiasmo.

Microsoft ha confirmado que MS-DOS en sus versiones 1.25 y 2.0 ahora serán Open Source, por lo que cualquier persona podrá acceder al código fuente del sistema operativo con distintos fines, ya se por aprendizaje o para utilizarlo en algún proyecto. MS-DOS es una mina de oro para todos aquellos que pretendan obtener conocimiento sobre sistemas operativos.

Puedes descargar ambas versiones desde el repositorio de Microsoft en GitHub. Existen varios puntos a tener en cuenta: primeramente, las dos versiones tienen licencia MIT, por lo que siempre debes dar créditos a los responsables cuando los utilices en tus propios proyectos. En segundo lugar, la compañía no aceptará solicitudes para realizar modificaciones al código fuente (pull request) disponible en el repositorio. Los archivos se mantendrán estáticos. Por supuesto, tú podrás hacer cambios por cuenta propia.

Los responsables señalan que se han incluido algunos archivos de documentación interesante que pueden ser de gran ayuda para muchos. Además, ciertas secciones del código fuente están comentadas para que los más curiosos puedan saber qué función tenían las líneas escritas. Hace años era improbable pensar que podíamos tener acceso de esta forma a MS-DOS.

Han pasado más de cuatro años desde que Microsoft lanzara el código fuente de MS-DOS en sus versiones 1.25 y 2.0, todo gracias al Museo de Historia de la Computadora ubicado en Mountain View (California). Por desgracia para muchos, en aquel entonces su licencia se mantuvo cerrada y es ahora que la compañía decidió pasar ambos sistemas al código abierto.