¿Es el modo retrato del iPhone XR mejor que el de los iPhone XS y XS Max?

Las diferencias entre la cámara principal y el teleobjetivo podrían jugar a favor del iPhone XR.

Por – Sep 13, 2018 - 17:01 (CET)

Aunque pueda parecer contradictorio —considerando su papel secundario dentro del portfolio—, el modo retrato del iPhone XR podría generar mejores resultados, en condiciones muy particulares, que sus hermanos mayores.

Expliquemos por qué:

Comprendiendo el “setup” fotográfico de los nuevos iPhone

Los iPhone XS y XS Max montan dos cámaras en la región posterior, al igual que sus predecesores. La principal cuenta con apertura f/1.8, un sensor más avanzado y estabilización óptica. La secundaria, también conocida como teleobjetivo, cuenta con una apertura f/2.2, un sensor inferior, zoom óptico de dos aumentos y estabilización óptica.

El iPhone XR, a diferencia de sus hermanos mayores, prescinde del teleobjetivo e integra una única cámara en la región posterior. Sus características, eso sí, son exactamente iguales: sensor avanzado con píxeles de 1,4 micras, lente con apertura f/1,8 y estabilización óptica de imagen.

Cómo opera el modo retrato en ambos productos

Cuando el iPhone XS y XS Max disparan en modo retrato, lo hacen a través del teleobjetivo. La cámara principal, mientras tanto, mide distancias y recolecta información necesaria para procesar el bokeh artificial. Pero la captura del sujeto, como decía, es tomada con la cámara secundaria.

El iPhone XR, al prescindir del teleobjetivo, realiza ambas partes del proceso con la cámara principal. La cantidad de información recolectada, evidentemente, es inferior a la de sus hermanos mayores, lo que se traduce en un bokeh menos preciso que el ofrecido por el iPhone XS y XS Max.

¿Aprovecha el iPhone XR la mayor apertura y el renovado sensor?

Al recurrir a la cámara principal para tomar imágenes en modo retrato, el iPhone XR se beneficiaría del renovado sensor (con píxeles de 1,4 micras) y de la mayor apertura de la lente (f/1.8). El resultado, por lo tanto, serían fotografías más luminosas y atractivas que las tomadas por el iPhone XS y XS Max, cuyos teleobjetivos integran sensores menos avanzados y lentes de menor apertura.

Evidentemente, el iPhone XS y XS Max deberían ofrecer un bokeh más rico y preciso gracias a la información capturada por ambas cámaras. Pero en cuanto a iluminación y colores, el XR y su única cámara podrían llevarse la victoria.

Durante las próximas semanas, Hipertextual pondrá a prueba los nuevos iPhone XS, XS Max y XR, por lo que, muy pronto, podremos resolver esta y muchas otras dudas sobre los nuevos productos del fabricante.