El actor británico de 35 años habría abandonado su papel como Superman en el Universo DC, según fuentes cercanas al portal The Hollywood Reporter. El hecho se habría producido después de que Warner Bros. intentara que Cavill tuviera una breve aparición en la película Shazam!, pero ambas partes no pudieron llegar a un acuerdo.

El desencuentro se produjo debido a conflictos con la programación, incluyendo que el actor ha aceptado recientemente el papel de Geralt de Rivia en la serie The Witcher producida por Netflix.

Otro de los motivos que tiene el actor para hacerse a un lado sería la nueva apuesta de Warner por una película de Supergirl, en la cual aparecería un Kal-El más joven que no podría ser interpretado por Cavill. La productora tuvo un gran éxito con Wonder Woman y quieren repetirlo con otra súper heroína.

Para finalizar la lista de circunstancias, parece poco probable que en el corto plazo Warner tenga la intención de realizar otra película de Superman en solitario. Según las mismas fuentes del medio mencionado, la productora ha cambiado su estrategia y pretende incorporar actores más jóvenes para que tomen el papel de sus superhéroes.

Warner habría decidido reiniciar todo su universo después de la gran cantidad de críticas que han recibido muchas de las películas, sobre todo las dirigidas por Zack Snyder. La fuente afirman que la compañía "reconoce que algunas partes de las películas anteriores no funcionaron". De confirmarse todo lo anterior, esto también le daría fuerza al rumor de que Ben Affleck está muy cerca de decirle adiós a Batman.

Recordemos que en camino vienen dos películas muy importantes para los superhéroes de DC: Wonder Woman 1984 y Aquaman. Se desconoce si Gal Gadot y Jason Momoa tomarán el mismo camino que los otros actores. El tiempo nos lo dirá. Aunque la información no ha sido confirmada por la propia Warner Bros., ya son varias las fuentes que apuntan hacia la misma dirección.