No cabe duda de que la larga secuencia inicial del capítulo “MM 54” (4x14) de Fear the Walking Dead se había ido haciendo muy necesaria a tenor de lo ocurrido en los anteriores y de la amenazante presencia de la peligrosa mujer sucia (Tonya Pinkins), y sirve a cuatro propósitos legítimos y de agradecer. El primero es contarnos por fin la historia previa de este ser humano enloquecido y homicida, una antigua profesora de Lengua Inglesa llamada Martha, una tragedia que le sobrevino en los primeros compases del apocalipsis zombi y que está claramente relacionado con su obsesión malsana y opuesta al hecho de socorrer al prójimo: “Cuando ayudas a otras personas, nunca aprenden a cuidar de sí mismas”, dice en medio de sus actos de violencia.

El segundo propósito consiste en mostrar que el difunto Clayton (Stephen Henderson) no era el único dedicado a repartir las cajas con suministros en las señalizaciones de la carretera, sino que había otros camioneros de buena fe por ahí en la misma labor, a los que Martha ha ido liquidando inmisericorde. El tercero la sitúa a ella, nos especifica dónde se encontraba, en el instante en que habló con Morgan Jones (Lennie James) a través de la radio en la inaudita estación de servicio de Misisipi durante “The Code” (4x11). Y el cuarto y último propósito estriba en posponer diez minutos, casi la cuarta parte del tiempo que dura el capítulo, las explicaciones sobre el estado de Luciana Gálvez (Danay García), June (Jenna Elfman), Althea (Maggie Grace), el propio Morgan y compañía, después de que Martha acribillase su camión a balazos al final de “Blackjack” (4x13) en un buen cliffhanger.

fear the walking dead 4x14 mm 54
AMC

Hay heridos pero ninguna baja, y la cosa se pone realmente fea con suma rapidez hasta que el camión con todos los suministros, las armas del grupo y los ingredientes para elaborar la cerveza de Jim (Aaron Stanford) salta por los aires. Martha huye con un disparo en un hombro en el vehículo de los SWAT que Althea quiere de vuelta, y el paralítico Wendell (Daryl Mitchell) ya no puede subirse a su silla de ruedas porque está destrozada, con lo que suponemos que sobrevivir ahora será más difícil para él pese a la colaboración del resto, su querida ex marine Sarah (Mo Collins) incluida. Consiguen arrastrarle por la carretera como pueden hasta un hospital, y se ven rodeados por la considerable y creciente horda de zombis fruto de la explosión: en algún momento tendrán que abandonar el edificio por patas.

En el ínterin, Althea ejerce de reportera y le sonsaca a Wendell, que ya usa otra silla, cómo terminó paralítico y qué le condujo a ser reticente a la hora de ayudar a otras personas, y el motivo por el que Sarah se largó de los marines, tal vez directamente relacionado con el trato denigrante de uno de sus reclutadores al solícito Wendell. Y la horda irrumpe en el hospital, de manera que el grupo debe ingeniárselas para huir de la misma en su interior, donde se producen una par de escenas de tensión lograda y que tienen como resultado que Jim sea mordido por el primer zombi al que quizá haya abatido en su vida, una clase de ironía trágica muy del gusto de los guionistas responsables del díptico televisivo sobre un apocalipsis zombi, para este movido episodio con sabor a las aventuras de los comienzos.

fear the walking dead 4x14 mm 54
AMC

Alicia Clark (Alycia Debnam-Carey) y Charlie (Alexa Nisenson), que habían escuchado el tiroteo por el walkie-talkie, se topan con el camión antes humeante y los cuerpos de algunos de los zombis atraídos por el escándalo de las balas y la explosión en tierra y sin sus compañeros en las cercanías: ha transcurrido un tiempo indeterminado. De modo que Alicia decide no buscarles, ya que podrían estar en cualquier sitio de los alrededores, y dirigirse a la ciudad insular de Galveston, en el Golfo de Texas, allí donde Charlie iba a viajar con sus padres cuando el mundo se desmoronó, según supimos en “Close Your Eyes” (4x10), para que contemple el mar por primera vez. Pero la jovencita preferiría que encuentrasen a sus amigos y, sin proponérselo, dan con la inundación que retiene a Victor Strand (Colman Domingo) y John Dorie (Garret Dillahunt), y ellas los ven, pero nosotros no.

👇 Más en Hipertextual