Hace unos meses, Google renombraba su sistema operativo para relojes de Android Wear a Wear OS, un cambio de nombre que reflejaba, en realidad, la vuelta al primer plano de algo que había quedado en las sombras durante demasiado tiempo. Durante dicho espacio, el Apple Watch ha terminado por tomar posesión total del mercado de los relojes inteligentes, dejando claro que el resto de fabricantes no eran una competencia real para el dispositivo de Apple, pese a seguir presentes en cierta medida.

Un cambio de nombre que debería venir acompañado de algo más que solo eso. Eso es lo que llega ahora, a punto de comenzar la IFA 2018, en forma de rediseño completo del sistema operativo para que el interés y la utilidad vayan de la mano de nuevo. Gracias a esto, quizá merezca volver a prestar la atención debida a los relojes con el sistema operativo propiedad de Mountain View de nuevo.

¿Qué cambia con el nuevo Wear OS?

Google ha metido mano en los principales aspectos del sistema para, sobre todo, hacer que la navegación sea más sencilla e intuitiva, algo que resulta fundamental cuando se dispone de un espacio de navegación tan reducido como es el de la muñeca. Las acciones a realizar aquí, tanto mejor si son claras y concisas. Un par de ejemplos:

  • Deslizar hacia arriba para ver todas las notificaciones y realizar un breve toque para responder de manera rápida con las respuestas inteligentes.

  • Deslizar hacia abajo para acceder a atajos como Google Pay o Encontrar mi teléfono.

Assistant, el asistente virtual de la compañía, también cobra presencia en el reloj, que ahora será más útil y estará presente en las tareas que se tengan que realizar a diario con el dispositivo. obtener información del tiempo, encontrar restaurantes o recordatorios de reuniones de maneara automática son algunas de las funciones que la empresa llevará ahora a la muñeca.

Por descontado, el apartado de la salud también es uno de los pilares de Wear OS, siendo este apartado uno de los que más consumidores atraen a los relojes inteligentes. Poder contar con una correcta medición de los parámetros deportivos, así como recomendaciones de ejercicio o avisos en relación a la situación personal de cada uno son algunos de los objetivos que persigue Google.

¿Pixel Watch a la vista?

La renovación de Wear OS podría significar también la llegada próxima de un reloj inteligente por parte de la propia Google, algo que casa con los recientes planes de la compañía de expandir sus productos de hardware hacia diferentes terrenos y de lo cual ya se ha hablado en los pasados meses. la llegada de un smartwatch de la compañía, donde se pudiera reflejar la visión que tiene la creadora del software también sobre el hardware es algo que, vistos sus teléfonos, muchos esperamos con ganas.

Aunque no hay nada confirmado y no hay muestras evidentes de que Google trabaje en un dispositivo de estas características, podría ser solo un indicativo de que su desarrollo está aún llevándose de manera íntegra en las oficinas de la empresa. Quizá lo podamos ver presentado, eso sí, el próximo mes de octubre, junto a sus nuevos teléfonos –totalmente filtrados– Pixel 3 y Pixel 3 XL.