Todos los fans de Stranger Things tienen un lugar especial para Jim Hopper, el entrañable jefe de policía de Hawkins que tiene un corazón de oro. Así que lo que ha declarado David Harbour en su reciente entrevista en Vanity Fair resulta muy prometedor: conoceremos mucho más sobre la vida en familia de Hopper y una historia que tomará una ruta "mucho más extraña".

Recordemos que Hopper es un personaje clave en la historia de Eleven y que al final de la segunda temporada consigue darle un lugar en "el mundo real" a esta peculiar chica. Por tanto, lo veremos en su día a día como padre de Eleven Jane y protector del extraño pueblo de Hawkins, así lo explicó Harbour, quien, además, recordó que su personaje tiene un trasfondo muy complejo y un pasado muy doloroso, elementos que lo convierten en un hombre con un gran caparazón, duro y osco pero que esconde a un ser sensible y protector.

Harbour también recordó que aunque Hopper y Eleven tuvieron sus grandes diferencias y sus encontronazos en la segunda temporada, la nueva situación los pone en otra ruta. Señaló que cada temporada de la serie de los hermanos Duffer tiene su propio tono; en la primera entrega, por ejemplo, "fue muy Stephen King, y en la segunda mucho más spielberguiana". Para esta tercera cree que hicieron cosas mucho más extrañas, olvidándose de cualquier tipo de fórmula. Hace unos días el mismo Harbour declaró que esta entrega está inspirada en la película Fletch de 1985 protagonizada por Chevy Chase.

En resumidas cuentas la tercera temporada de Stranger Things tendrá mucho más de Hopper y eso suena fenomenal. Sobre el esperado romance con Joyce, Harbour se negó a dar detalles aunque sí hizo notar la gran evolución de su personaje y que luego de tantas cosas que ha vivido "por fin se encuentra en posición de establecer una relación adulta y madura".

La mala noticia para los fans de Stranger Thins es que el mes pasado Netflix anunció que el estreno de la tercera temporada será hasta julio del 2019.