Pixabay

Algunos anunciantes de Google tuvieron acceso durante el año pasado a una nueva herramienta que sirve para rastrear si los anuncios que publicaron en línea generaron una venta en una tienda física en los Estados Unidos, ha revelado Bloomberg.

El hallazgo fue realizado en parte por una reserva de transacciones de Mastercard que Google pagó, según el medio estadounidense. Sin embargo, los dos mil millones de clientes de la marca de tarjetas de crédito y de débito no han sido informados sobre este seguimiento debido a que el acuerdo entre las compañías ha sido mantenido en secreto.

El acuerdo secreto fue concretado entre Google y Mastercard después de cuatro años de negociaciones, afirmaron a Bloomberg cuatro personas familiarizadas con el tema, de las cuales tres trabajaron en él directamente. La filial de Alphabet Inc. pagó millones de dólares a la marca de tarjetas por los datos, según dos de las personas que trabajaron en el acuerdo. Otra aseguró que las empresas discutieron compartir una parte de los ingresos publicitarios.

El seguimiento comienza cuando un cliente que ha iniciado sesión en una cuenta de Google hace clic en un anuncio de la tecnológica. La persona navega por un artículo determinado, pero no lo compra. Más adelante, si usa su MasterCard para comprar ese artículo en una tienda física dentro de 30 días, Google envía al anunciante un informe sobre dicho producto y la efectividad de sus anuncios, en el que hay una sección sobre «ventas fuera de línea”, que enumera las ventas minoristas.

Una portavoz de Google declaró al medio estadounidense que la tecnológica no tiene un acuerdo de reparto de ingresos con sus socios. Y, aunque se negó a hablar sobre la asociación con Mastercard, comentó sobre la herramienta publicitaria. La empresa indicó en un comunicado:

Antes de lanzar este producto beta el año pasado, creamos una nueva tecnología de doble cifrado que evita que tanto Google como nuestros socios vean la información de identificación personal de nuestros respectivos usuarios. No tenemos acceso a ninguna información personal de las tarjetas de crédito y débito de nuestros socios, ni compartimos ninguna información personal con nuestros socios.

Además, el gigante tecnológico recordó que las personas pueden optar por no permitir que la empresa realice el seguimiento de anuncios. Esto se hace desmarcando la casilla de «Actividad en la Web y en Aplicaciones» de Google. Sin embargo, una de las personas que hablaron de forma anónima con Bloomberg señalaron que, dentro de la compañía, mucha gente planteó objeciones de que el servicio no tenía una forma más obvia para que los titulares de tarjetas optaran por no permitir el seguimiento.

Cómo evitar que Google almacene tu localización definitivamente

Un portavoz de Mastercard, Seth Eisen, también se negó a hablar con el mismo medio sobre el acuerdo con Google. Solamente indicó en un comunicado que la empresa comparte las tendencias de las transacciones con los comerciantes y sus proveedores de servicios para ayudarlos a medir «la efectividad de sus campañas publicitarias». Esta información incluye los volúmenes de ventas y el tamaño promedio de la compra, pero es compartido solo con el permiso de los comerciantes.

No se proporcionan transacciones ni datos personales. No proporcionamos datos que rastreen anuncios publicados o midan la efectividad publicitaria relacionada con los consumidores individuales.

Google dio a conocer la herramienta en cuestión de forma parcial el año pasado. La tecnológica anunció un servicio llamado Store Sales Measurement, indicando que registró aproximadamente el 70% de las transacciones de tarjetas de crédito y débito en los Estados Unidos a través de asociaciones con terceros, entre ellos Mastercard. No obstante, lo más probable es que esa métrica no haya salido nada más de los datos de Mastercard, sino también de otros proveedores de tarjetas de crédito.

No es nada nuevo que Google quiera saber lo más posible acerca de sus usuarios. Tampoco es extraño que haga este tipo de acuerdos bajo el agua, porque no suele ser del agrado del público en general que las empresas usen datos sobre su vida privada para venderles más cosas. Recientemente, la tecnológica también se vio en una polémica cuando fue revelado que sigue rastreando la ubicación de sus usuarios pese a que deshabiliten la opción de «rastrear ubicación», que almacena el Historial de tus Ubicaciones. De nuevo, informó que para ello se debe desmarcar la casilla de «Actividad en la Web y en Aplicaciones”, que nada tiene que ver -en apariencia- con la ubicación.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.