Tras superar a Apple y colocarse como segundo fabricante de smartphones del mundo en términos de volumen hace apenas unos días, Huawei dice ahora ir directamente a por Samsung, compañía que ocupa actualmente el primer lugar. Si bien en el último trimestre les separó una distancia de 17,4 millones de dispositivos, desde la compañía china se muestran optimistas de cara a reducir esa distancia el año próximo.

Así lo ha declarado hoy Richard Yu, CEO de Huawei, que ha afirmado que ve "posible" convertirse en el primer fabricante del mundo para el último trimestre del año próximo, atendiendo al volumen de negocio de la empresa. Como primera exhibición de músculo ante sus dos principales rivales, la compañía espera cerrar el presente año con unas ventas superiores a los 200 millones de unidades en el marco anual, una cifra que solo han conseguido alcanzar Samsung y Apple.

https://hipertextual.com/2018/08/huawei-sobrepasa-apple

Huawei ha conseguido colocar en el mercado durante los primeros seis meses del año algo más de 95 millones de dispositivos, restando lo que queda de 2018 para conseguir alzar las ventas y conseguir esos –al menos– 105 millones restantes. Para ello contará con la ayuda de los dos nuevos modelos (Mate 20 y Mate 20 Lite) que presentará en el marco de la feria de la IFA a finales de este mismo mes.

A por Estados Unidos

Los números de Huawei, que ha vendido más de 9 millones de terminales de la familia P20 desde que esta fuera presentada de manera oficial el pasado mes de marzo, son especialmente notorios si se tiene en cuenta su prácticamente nula presencia en Estados Unidos debido a la guerra declarada que tiene el Gobierno del país contra la venta de sus dispositivos, a los que acusan de ser potencialmente peligrosos para la seguridad estatal.

https://hipertextual.com/2018/07/samsung-q2-2018

Tras haber frustrado el desembarco de la compañía en el país en enero, es más que probable que Huawei vuelva intentarlo en los próximos meses, lo cual podría suponer un empujón en las ventas extremadamente valioso de cara a conseguir arrebatar ese primer puesto a los surcoreanos. Samsung, por su parte, busca apuntalar las ventas en lo que queda de año con el inminente Galaxy Note 9 y buscará mantener las distancias el año que viene con unos innovadores terminales, que tendrán como misión principal despejar las dudas que ha generado el Galaxy S9, y un refuerzo especial en las gamas media y baja.