Samsung Electronics publicó este martes los resultados financieros correspondientes al segundo trimestre fiscal de 2018.

Estos son los puntos más importantes:

  • Las ventas del Galaxy S9 decepcionan. Las ventas del teléfono están siendo inferiores a lo esperado. Desde Samsung han intentado paliar la situación con una mayor inversión en marketing, pero el resultado, en términos económicos, ha sido negativo: los ingresos de la división IM (telefonía y comunicaciones) se vieron reducidos en un 20% respecto al año anterior; los ingresos cayeron un 35% respecto al mismo trimestre de 2017. La escasa diferenciación del nuevo modelo —respecto al Galaxy S8 / Note 8— y la creciente oferta de productos atractivos con precios económicos afectó negativamente a su posicionamiento en el mercado.
  • Mayor énfasis en las gamas medias y bajas. Xiaomi, Huawei y otros fabricantes de origen asiático están endureciendo el mercado de la telefonía móvil en las gamas medias y bajas. Para contrarrestar su efecto, Samsung responderá de forma activa a su competencia con nuevos modelos de atractivas características. También se mejorará la gestión de los costes para aumentar la rentabilidad.
  • Los ingresos del grupo cayeron ligeramente, pero los beneficios aumentaron. Respecto al mismo trimestre del año anterior, los ingresos disminuyeron un 5%. Los beneficios, en cambio, crecieron casi un 6%. La división de componentes (semiconductores, pantallas, etc.) fue la que mayor crecimiento experimentó tanto en beneficio como en ingresos.
  • Las memorias son el "huevo de oro" de la compañía. El 84% de los ingresos de la división de semiconductores corresponde a la fabricación de memorias. La necesidad de chips de almacenamiento en smartphones, servidores y data centers, así como el liderazgo de la compañía el sector establecen unas condiciones estables de cara al segundo semestre de 2018.
  • Llegan las pantallas plegables . Samsung espera que la creciente penetración del OLED en los smartphones y la llegada de nuevas tecnologías —como las pantallas plegables— afecte positivamente a su negocio en la segunda mitad de año. También trabajarán en optimizar los costes y “solidificar acuerdos estratégicos” con grandes clientes de pantallas LCD. La división de pantallas, en general, sufrió una caída del 27% en ingresos (YoY) y del 92% en beneficios (YoY).