Fue uno de los casos más controvertidos del panorama español de startups, tanto que incluso puso en entredicho el funcionamiento del MAB (Mercado Alternativo Bursátil) y los mecanismos de control. Ahora y después de casi cuatro años desde que estallara el caso Gowex, el magistrado Pedraz ha decidido procesar al fundador de la empresa y consejero delegado, Jenaro Garcia, por un delito de estafa.

De hecho, Jenaro García no estará solo en el banquillo. Juan a él también serán procesados otros cuatro miembros del consejo de administración: Francisco Manuel Martínez Marugán, secretario del Consejo de Administración, Florencia Maté Garabito, de Let’s Gowex y Gowex Wireless, cuyo nombre figura como firmante de las cuentas en los ejercicios de 2009-2012; Javier Martín Vaquero y Guadalupe-Esmeralda Almeida Figueroa y, apoderados y administraciones de algunas de las sociedades bajo el paraguas de Gowex.

En su totalidad, el magistrado acusa a los ya procesados de haber falseado, presuntamente, las cuentas de la compañía para obtener liquidez a través del mercado alternativo mostrando una salud financiera y una proyección de ventas que, desde luego, y como destapó Gotham City Research, estaban muy lejos de la realidad.

Ahora, y una vez terminada la investigación, el juez determina que Jenaro y sus socios deben ser procesados por delitos de estafa, falseamiento de cuentas, falseamiento de información económica y financiera y delitos de uso de información relevante que afectaron a un número muy importante de inversores.

Desde este momento, se abre un plazo de de diez días a la Fiscalía, Abogacía del Estado, y a las acusaciones particulares y populares para solicitar la apertura de juicio oral o bien solicitar el sobreseimiento, lo que supondría que Jenaro y sus socios no pisarían la cárcel.