Que Fortnite para Android no estará disponible para su descarga en la Play Store es ya un hecho desde que lo confirmara Epic Games, la compañía que se encuentra tras el desarrollo del juego. Que buena parte de la culpa de que esto sea así la tiene el 30 % de comisión que se lleva Google por las compras realizadas a través de aplicaciones de su tienda, también. Una decisión que no habrá gustado en Mountain View si se tiene en cuenta el volumen de jugadores que atraerá este título en el sistema operativo móvil más popular del mundo una vez se estrene de manera oficial.

Hasta el momento se podía prever y afirmar de manera acertada que serían unos cuantos los millones que Google se dejaría por el camino en favor de Epic Games, pero no ha sido hasta ahora cuando Sensor Tower ha publicado un análisis que permite conocer más o menos la cifra de la que estamos hablando. La firma asegura que Apple se ha embolsado a través de la App Store unos 54 millones de dólares desde que el juego comenzara a estar disponible en la tienda de aplicaciones de la compañía a mediados del pasado mes de marzo, donde primero estuvo en un periodo de acceso exclusivo mediante invitación y, posteriormente, se puso a disposición del resto de usuarios.

¿Se replicará el ritmo de iOS en Android?

Teniendo en cuenta la mayor base de usuarios con la que cuenta Android, resulta plausible pensar que esa cifra podría alcanzarse manera no demasiado complicada en el sistema operativo de Google de aquí a final de año, aunque habrá varios factores que determinarán si finalmente esto es así. Por un lado, los usuarios tendrán que llevar a cabo un proceso de instalación ligeramente más complejo debido a que habrán de acudir a la web de la compañía para descargarse el instalador del juego que les habilite para obtener el mismo; por otro, los límites que ha puesto Epic Games, donde solo los teléfonos de un rango alto de especificaciones podrán correr el juego. A todo este hay que añadirle, además, que los usuarios de Android son menos propensos a realizar compras de software que los de iOS.

Por supuesto, es posible que Epic Games consiga optimizar mejor el juego de cara al futuro y este llegue a más terminales, o incluso introduzca una versión Lite como ha hecho su rival PUBG. De cualquiera de las maneras, lo único seguro es que Fortnite para Android será un éxito entre los jugadores de todo el mundo y que, unos millones arriba o abajo, no marcarán la diferencia en la declaración de guerra de los desarrolladores de este a Google.