Estrenada a finales de abril, Avengers: Infinity War sigue estando en boca de todos. Ya a la venta en Estados Unidos, la película llegará en formato doméstico a Europa y Sudamérica en los próximos días y las discusiones sobre la película, sus referencias, secretos e influencias han resurgido. En esta ocasión viajamos al principio de todo y nos centramos en hablar de los cómics que inspiraron el guión de Stephen McFeely y Christopher Markus.

Ambos escritores afirmaron en las semanas previas al lanzamiento, de forma algo críptica, que todos los cómics con la palabra "Infinity" en el título forman parte, de algún modo, de la película pero que, como en el resto de películas basadas en novelas gráficas, hay otras muchas pequeñas influencias.

‘Avengers: Infinity War’ y el futuro de Marvel, ¿ahora qué?

Infinity Gauntlet

La más evidente de todas las influencias de la película de los hermanos Russo. Cierto es que, en cómics anteriores, el malvado Thanos ya había intentado reunir las piedras del Infinito (llamadas gemas en las películas) pero es este cómic, escrito por Jim Starlin (creador de Thanos) y publicado en 1991, el que unió para siempre la figura del Titán Loco y las gemas del Infinito y, por lo tanto, fue el punto de partida a la hora de desarrollar Avengers: Infinity War.

La diferencia más notable reside en que el momento álgido y de más impacto de la película, el chasquido de Thanos en su desenlace, tiene lugar en las primeras páginas del cómic. Así, lejos de presentar la búsqueda y recuperación de las piedras, Infinity Gauntlet comenzaba con un Thanos que ya poseía el guantelete y todas sus gemas, centrándose en la masacre de la mitad del universo y en cómo los héroes hacen frente a tal nivel de destrucción y amenaza.

Infinity

Curiosamente, uno de los cómics que han formado parte de las influencias del equipo creativo de Marvel Studios llegó a las tiendas mucho después de que el universo cinematográfico de Marvel comenzara andar de la mano de la película de Iron Man. Más concretamente, Infinity llegó a las tiendas en 2013, un año después del estreno de Los Vengadores, y muestra la búsqueda de un hijo mitad Inhumano, tiempo atrás perdido, por parte de Thanos.

La parte que la película hereda de esta serie limitada de seis números es la Orden Negra, formada por Próxima Midnight, Corvus Glaive, Ebony Maw y Black Dwarf (rebautizado en Infinity War como Cull Obsidian). En la película, eso sí, dicha organización de soldados de élite recibe el nombre de "Los Hijos de Thanos". Es también en los cómics donde Thanos va acompañado de los Outriders, unos aliens con cuatro brazos que recuerdan notablemente a los vistos en el ataque a Wakanda.

La historia de Thanos que explica sus acciones en ‘Avengers: Infinity War’

Silver Surfer #34

El primer número al que hay que viajar para configurar el viaje de Thanos. En el año 1990 se publicaba el número 34 de Silver Surfer, escrito por Jim Starlin, y se comenzaba a vislumbrar el plan que Thanos consuma en Avengers: Infinity War aunque el personaje que protagonizaba la cabecera no haga acto de aparición; y es que McFeely y Markus afirman que a la hora de buscar referencias, los derechos cinematográficos son una parte importante y, por todos es sabido, Marvel no posee (al menos de momento) los derechos cinematográficos de Silver Surfer.

Sea como fuere, fue entonces cuando Thanos entraba en escena y explicaba la motivación de la que parte la película: eliminar la mitad del universo para evitar el consumo total de todos sus recursos y la extinción del ser humano y otras especies. La diferencia, importante, aquí viene porque la causa original en la obra de Jim Starlin era buscar la aceptación e intentar enamorar a la personificación femenina de la Muerte.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.