Recientemente, hemos visto cómo Apple renovaba su línea de portátiles parcialmente. La esperada actualización de los MacBook Pro, ha dejado fuera al modelo más barato, el que no tiene Touch Bar, y al MacBook y al MacBook Air. Para casi todos ellos, había una buena excusa para no actualizar, sobre todo la falta de disponibilidad de chips específicos de Intel. Según informa Mark Gurman en Bloomberg, Apple lanzará este año el esperado sucesor del MacBook Air con pantalla Retina, al que acompañará la esperadísima renovación del Mac mini, que no ha contado con novedades desde 2014.

El nuevo portátil contará con un cuerpo parecido al del MacBook Air actual, pero reducirá sus marcos (que no han cambiado desde 2010) alrededor de la pantalla. Esto hará que, al mantener la pantalla de 13", probablemente sea algo más pequeño en cuerpo que el modelo actual. No se especifica resolución, pero sí que contará con una pantalla "Retina" como las del resto de la gama, que están ligeramente por encima de los 200 píxeles por pulgada.

La otra gran noticia es el regreso del Mac mini, que según Gurman se renovará no para ser ese equipo ultraeconómico que parte del público espera, sino para ser un equipo que cuente con hardware profesional, con nuevas opciones de almacenamiento y procesadores. Esto no significa que se vaya a contar con un hardware similar al del iMac Pro, pero sí parecido o incluso igual al del MacBook Pro de 15" actual, tal y como pasaba en 2012, cuando ambas gamas compartían procesadores i7 de cuatro núcleos. En lugar de optar por los procesadores de Intel para portátiles grandes, de 45W, Apple también podría usar los del MacBook Pro de 13", que han dado un salto muy considerable en potencia. Por todo ello, el precio subirá.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.