Bajo el nombre comercial de SpotErasor Pro se esconde un dispositivo que promete eliminar lunares, verrugas y hasta tatuajes desde tu propia casa. El aparato, que puede adquirirse en plataformas como Amazon o eBay a un precio que ronda los 30-40 euros, ha puesto en alerta a los especialistas. ¿La razón? Su utilización no solo podría provocar quemaduras y otras lesiones en la piel, sino que aplicar este tipo de métodos sin realizar antes una consulta con un dermatólogo podría enmascarar casos de cáncer.

"Este dispositivo es la última generación del producto de nanoaguja. Los microvasos sanguíneos se solidificarán rápidamente sin sangrar. A continuación, formará costras de carbono, protegiendo la piel ante infecciones. Pasado un breve tiempo, la costra se desprenderá dejando el área tratada impecable y suave", dice la compañía que lo comercializa en su página web. A pesar de que la empresa asegura que el producto está aprobado por dermatólogos, no incluye sus certificaciones ni estudios clínicos que demuestren la seguridad y eficacia del SpotErasor Pro.

Numerosos especialistas critican los riesgos que puede suponer el uso de este aparato. "Madre mía la de melanomas que pueden pasar sin diagnosticar", escribía hace un tiempo Sergio Vañó, director de la Unidad de Alopecia y Trasplante capilar del Hospital Ramón y Cajal. "Imagina las barbaridades que han tenido que ocasionar", le respondía Julián Conejo-Mir, catedrático de Dermatología y jefe de Servicio del Hospital Universitario Virgen del Rocío. Fuentes médicas consultadas por Hipertextual lamentan que este tipo de dispositivos puedan venderse libremente en el mercado, sin tener en cuenta los peligros que entrañan.

El dispositivo SpotErasor Pro ha sido promocionado en internet a través de los canales de youtubers con miles de seguidores. OhhMyAnnie, con más de doscientos mil suscriptores en YouTube, asegura que el vídeo donde prueba el peligroso invento "no está patrocinado". "Esto puede ser una mala idea. Pero está bien. Tomo riesgos", dice segundos antes de emplear el SpotErasor Pro. Tras aplicárselo en un lunar que tiene en el brazo, se ve cómo la zona se enrojece y el dispositivo no funciona como la empresa promete. Otra youtuber menos conocida, Whits Life, termina causándose heridas al intentar arrancarse un lunar.

La compañía advierte que el uso del producto es "bajo el propio riesgo y la responsabilidad" del usuario. Aunque no hay estudios en la literatura médica sobre el dispositivo SpotErasor, diversas investigaciones han alertado sobre peligrosos productos comprados en internet para eliminar lunares en casa. Desde cremas a plantas, este tipo de remedios sin evidencia científica no solo no funcionan, sino que pueden formar queloides (cicatrices) indeseadas y retrasar el diagnóstico de un posible melanoma. Pese a su falta de evidencia, es fácil encontrar en Amazon el SpotErasor Pro y otros remedios similares —e igual de peligrosos—, como bolígrafos y cremas que prometen auténticos milagros sin evidencia.

"Nuestro caso", advertían especialistas en la revista Actas Dermo-Sifiliográficas, representa "un nuevo aviso del peligro que supone la existencia de este tratamiento no regulado por las autoridades sanitarias". "Su clasificación como producto no farmacológico permite el empleo flagrante de publicidad engañosa impensable para otras sustancias e impune a los efectos adversos, que debe asumir la sanidad pública", aseguraban los facultativos. Otros especialistas, como el dermatólogo Carlos Morales, también criticaban los "bonos de descuento para 'quemarte' hasta 10 lunares por 50 euros". "Los realizan técnicos en estética sin ningún tipo de formación en lesiones pigmentadas", aseguraba.

La epidemia del melanoma

"Hay centros que ofertan quitar las manchas sin hacer diagnóstico previo de cáncer", lamentaba en una entrevista con Hipertextual el experto Agustín Viera Ramírez. El coordinador del Grupo Español de Dermatología Estética y Terapéutica, perteneciente a la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), criticaba que se estén tratando manchas en la piel sin realizar antes una "epiluminiscencia", es decir, "sin evaluar si hay cáncer o no". "Cuando el melanoma ya es una epidemia", incide el dermatólogo, no se deberían estar aplicando tratamientos sobre lesiones en la piel "antes de diagnosticar".

A día de hoy, la incidencia del melanoma está aumentando más rápidamente que cualquier otro cáncer en España, según advierten los dermatólogos. Modas como el uso de cabinas de bronceado y la falta de protección solar adecuada son dos de los factores que explican por qué los casos del tipo de cáncer de piel más agresivo se han disparado. De ahí que resulte más importante que nunca tomar conciencia para protegernos de la radiación ultravioleta de forma adecuada y consultar con los especialistas ante las dudas sobre lunares y verrugas sospechosas, sin recurrir a prácticas peligrosas.