La Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO) ha presentado este lunes 9 de julio en Madrid su informe anual, en el que analizan la situación de la biotecnología en España. Sus resultados muestran un estancamiento del sector, que retrocede en relación a su impacto económico y al número total de empresas.

El informe ASEBIO, en palabras del presidente Jordi Martí, refleja "un panorama con claroscuros". El impacto económico de la actividad de empresas exclusivamente biotecnológicas se situó en el 0,7% del PIB, un porcentaje menor al reflejado en el análisis del año pasado (0,8%). Para Martí, la biotecnología es un "sector consolidado, pero emergente", con un "impacto económico importante y también sobre las personas".

La aportación total del sector a la economía, tanto de manera indirecta como inducida, llegó al 7,8% del PIB, con algo más de 87.000 millones de euros. Por el contrario, el informe ASEBIO presentado el año pasado señalaba una facturación de más de 90.000 millones de euros, lo que representó un 8,6% del PIB, lejos de las exitosas cifras alcanzadas en el pasado.

"Hay un margen sustancial de mejora", ha admitido Ion Arocena, director general de ASEBIO. La entidad, que se ha registrado recientemente como "grupo de interés" en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), apunta además que el número total de empresas ha descendido en más de 200 compañías. La mayoría de las biotecnológicas, según el informe ASEBIO, se dedican a la salud humana (66,8%). La inversión en I+D del sector, apunta la patronal, fue de 617 millones de euros, un 6,6% más que el año anterior.

Los datos coinciden con los ofrecidos hace unos meses por el Instituto Nacional de Estadística. Por aquel entonces, el organismo público destacó el papel de Cataluña, Comunidad de Madrid y Andalucía, que lideraban el tren de la biotecnología en España. El informe ASEBIO también recoge que el mayor porcentaje de empresas biotecnológicas está en Cataluña (19,3%), seguida de Andalucía (13,5%) y Galicia (8,6%), mientras que el grueso de compañías dedicadas en exclusiva a esta disciplina se encuentran en Cataluña (23,3%), Comunidad de Madrid (18,7%) y Andalucía (16%).

Según Arocena, el apoyo de las administraciones públicas ha mostrado "un empeoramiento" en los últimos años. La patronal biotecnológica ha pedido aumentar la inversión pública en I+D, incrementando las subvenciones y la ejecución de los presupuestos. Un objetivo que también solicitó recientemente la Fundación Cotec, al criticar que España fuera "una excepción" en Europa al no recuperar los niveles de gasto en investigación en plena recuperación económica.

Tras la presentación del informe ASEBIO 2017, ha tenido lugar una mesa redonda con los principales partidos políticos —Partido Popular, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos— sobre la situación de la ciencia en España. Todos los representantes han coincidido en la necesidad de apostar por la I+D, ante la inminente comparecencia del ministro Pedro Duque en el Congreso de los Diputados.

Óscar Galeano, del Grupo Parlamentario Socialista, ha afirmado que el "pacto por la ciencia [una reivindicación histórica de la comunidad investigadora] ya está hecho", en referencia a la moción consensuada hace un par de meses en la Cámara Baja en apoyo a la investigación, aprobada por todos los grupos. Por su parte, Jordi Martí, a la sazón presidente de ASEBIO, ha calificado la recuperación del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, dentro del nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez, como "muy importante".

La situación de la ciencia "es dramática"

El acto de presentación del informe ASEBIO ha contado también con la conferencia magistral de Luis Serrano, director del Centro de Regulación Genómica (CRG). El investigador, especializado en biología de sistemas, ha presentado el trabajo de la institución, que cuenta con casi 500 científicos. Serrano ha pedido al Gobierno realizar "grandes apuestas" por este tipo de centros para "ser cada vez más competitivos" ya que "la ciencia cada vez es más cara".

El director del CRG ha pedido que se desarrolle la Ley de la Ciencia y que se reduzca la burocracia en investigación, dos históricas reivindicaciones de la comunidad científica. "Hemos pasado años malos, pero con un poco de ayuda realmente podemos brillar y destacar", ha asegurado Serrano. Durante su charla, el especialista madrileño ha resaltado la importancia que, a su juicio, tiene la colaboración entre la investigación pública y el sector privado.

La jornada ha concluido con la intervención de Ángeles Heras, número 2 de Pedro Duque en el Ministerio. La secretaria de Estado de Universidades, Investigación, Desarrollo e Innovación se ha mostrado muy próxima al sector, recordando que su primer proyecto como investigadora principal en 1989 ya versaba sobre biotecnología. A su juicio, la situación de la ciencia en España "es dramática" y se ha comprometido a esbozar "una subida importante" en las partidas de I+D dentro de los presupuestos de 2019, sin dar más detalles. Heras ha explicado durante la clausura la importancia de instrumentos como la compra pública innovadora y la necesidad de reducir la burocracia que, según ha dicho, "acartona a los científicos".