La salud humana y la alimentación continúan siendo las actividades en las que se focaliza la biotecnología española, con un 54,6% y un 31% de dedicación, respectivamente. Esos son los datos que se desprenden de la Estadística sobre Uso de Biotecnología publicada recientemente por el Instituto Nacional de Estadística. Los resultados concuerdan con las conclusiones presentadas en el Informe ASEBIO 2016, el documento que elabora la patronal biotecnológica de forma anual.

El gasto en actividades de I+D realizado por la biotecnología española alcanzó los 1.580 millones de euros, lo que representó un aumento del 2,6% en 2016 con respecto al ejercicio anterior. Este porcentaje supone el 11,9% del total en actividades de investigación llevadas a cabo en España. Según el informe del Instituto Nacional de Estadística, la inversión empresarial (39%) supera por primera vez al gasto de la administración pública (36,6%) y de la enseñanza superior (24,1%). Este cambio de tendencia se explica por el incremento en inversión realizado por el sector privado (+6,6%) frente al descenso experimentado en la administración pública (-0,1%).

biotecnología
Fuente: INE.

Por otro lado, las Comunidades Autónomas que tiran del tren de la biotecnología en España siguen siendo Cataluña (30%), Comunidad de Madrid (26,1%) y Andalucía (11,5%). Las regiones que menos apoyan este sector son Extremadura (0,2%), Cantabria y La Rioja (0,5%), que cuentan con porcentajes mínimos respecto al total de gasto interno en I+D. Además, de acuerdo con las estadísticas del INE, más de 24.000 personas están empleadas en actividades de investigación asociada con la biotecnología a tiempo completo, de las que un 56,5% son mujeres. La participación femenina es todavía más elevada en las Instituciones Privadas Sin Fines de Lucro (67,6%) y en la administración pública (60,9%).

Los buenos resultados obtenidos por el sector biotecnológico, que se ha mantenido a lo largo de los años de crisis, contrasta con la situación general de la ciencia en España. Según datos del INE publicados hace unas semanas, la inversión en I+D en nuestro país ha vuelto a caer en plena recuperación económica, a pesar de las promesas realizadas por el presidente Mariano Rajoy y el ministro Luis de Guindos. Durante la última década, España ha perdido más de 21.000 empleos en I+D, de acuerdo con el análisis de la Fundación COTEC. La entidad también ha criticado que, mientras la UE invierte un 25% más en ciencia desde que comenzó la crisis, España gaste un 10% menos.